Prometen viviendas a madres con varios hijos en Holguín
Holguín es de las provincias más afectadas por el envejecimiento poblacional de Cuba, por lo que las autoridades están prometiendo viviendas a las madres de tres o más niños
El envejecimiento poblacional es notorio en Cuba. Foto: EFE

En Holguín andan prometiendo viviendas a madres que tengan tres o más hijos menores de 12 años como parte del programa de atención a la dinámica demográfica orientada a estimular la natalidad en Cuba.

El asunto aquí no es que se preocupen por estas familias numerosas, sino una especie de “carnada” para palear el creciente envejecimiento poblacional en la provincia, que se encuentra entre las más afectadas por del país. 

Según especialistas, el 21 por ciento de la población holguinera pertenece a la tercera edad, lo que se traduce en una fuerte disminución de las fuerzas productivas.

La vida se encarece drásticamente y las parejas se sienten poco animadas a procrear. Sólo ven el futuro más allá de las fronteras, por lo que los nacimientos son cada vez menos.

De cualquier forma, estas promesas están muy lejos de poder cumplirse si se tienen en cuenta los datos que sobre la construcción de hogares se publican en la isla.

Holguín en particular, presenta un déficit habitacional que ronda las 100 mil viviendas. Ocupa el segundo lugar en el país con esta situación, realidad que se arrastra desde el año anterior, cuando sólo se alcanzaron a fabricar 259 casas de las 2 456 que estaban previstas en el plan.

El gobierno continúa teniendo dificultades para lograr sus metas y sabe que existen unos 59 321 domicilios que aún tienen el piso de tierra.

No obstante, José Luis Pintado, subdirector técnico de la vivienda, aseguró a Tele Cristal que “más de 170 progenitoras se benefician en todo el territorio holguinero a raíz de esta medida, donde 130 responden al plan de subsidio y 48 al estatal”.

Las posibles madres “beneficiadas” son seleccionadas por la dirección provincial de salud, de la vivienda y del órgano del trabajo y seguridad social mediante un procedimiento para validar si realmente se necesita el subsidio.

Sin embargo, es conocido que las familias donde hay muchos hijos por lo general presentan muy bajos ingresos, lo que resulta un problema a la hora de obtener préstamos bancarios o reclutarse en planes subsidiados donde deberán pagar cuotas mensuales hasta completar los montos que cueste hacer su casa.

Esta política enfocada a incentivar que los cubanos tengan más hijos comenzó a aplicarse desde el 2019 en 39 municipios de nueve provincias del país.

En Holguín se aplicó por primera vez en el municipio de Gibara, uno de los de mayor envejecimiento de la provincia y que cuenta además con una fuerte emigración, tanto endógena como exógena.

En este norteño municipio se escogieron siete casos de madres con tres o más hijos menores de 12 años para desarrollar el plan piloto.

En una provincia donde un plátano cuesta entre siete y 10 pesos, la alimentación es cada día más pobre y es difícil adquirir hasta los pañales desechables, muy pocos peces morderán el anzuelo, aunque parir incluya la promesa de tener casa propia.