Cuba: más muertes que nacimientos en lo que va de 2020
Los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) de la Isla son claros y muestran que el primer trimestre murieron más personas de las que nacieron
Pobres en Cuba
 

Reproduce este artículo

El demógrafo Juan Carlos Alfonso, vicejefe de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) de Cuba indicó en el programa oficialista “Mesa Redonda” que en el primer trimestre de 2020 el número de defunciones superó la cantidad de nacimientos en la Isla.

Según Alfonso esto corrobora que Cuba es un país envejecido, y que son estas regiones más envejecidas de Cuba las más afectadas por los contagios y muertes de la COVID-19 en la Isla.

En la comparecencia televisiva el especialista cubano explicó que la dinámica demográfica de Cuba, donde un quinto de sus habitantes tienen más de 60 años, impacta en el avance gravemente de la enfermedad.

Y pone de ejemplo, regiones como Villa Clara, la provincia con mayor envejecimiento del país y La Habana, donde más del 20 por ciento de los habitantes son adultos mayores. Ambos territorios en la actualidad se encuentran entre los de mayor impacto de la enfermedad como ya se conoce.

La densidad poblacional también incide en las cifras actuales según Alfonso, quien puso el ejemplo de cómo el municipio Centro Habana, en la capital, donde viven más personas por metro cuadrado en el país, reporta una alta cifra de contagiados. De hecho, ya es uno de los municipios en cuarentena, por el nivel de hacinamiento y superpoblación que tiene.

El especialista apuntó también que en el Oriente de Cuba, donde la natalidad es mayor y, por tanto, la población joven es numéricamente superior, hay menos casos de la enfermedad.

También se dijo que en el 46 por ciento de los hogares cubanos hay al menos un anciano y en el 22 por ciento de las viviendas residen adultos mayores solos.

Lo que no dijo el directivo es que aunque una gran mayoría de la población es adulta en Cuba, muchas mujeres y hombres salen cada día a las calles de Cuba a exponerse al virus para comprar medicinas y alimentos.

Cuba es el segundo país más envejecido de América Latina y esto nunca es un factor a favor ni del sector social ni del económico.

Muchos jubilados esperaban que las medidas anunciadas en Cuba por las autoridades para abastecer los comercios de los barrios e incluir algunos alimentos en la libreta de racionamiento que cubre hasta ahora un tercio del mes, entre otras, faciliten que ella y otros mayores se recluyeran en casa. Pero esa no ha sido la realidad.

Tampoco la Isla tiene medidas certeras para el incremento de la natalidad. Según datos oficiales de 2017, las cubanas tienen un promedio de 1,64 hijos, por ello Cuba no crece demográficamente, entre otros factores como la emigración.