Programa con "gallinas decrépitas": último invento del régimen

Sobrino Martínez explicó que se estaba organizando con Agricultura un programa para el uso de otras especies, entre ellas, gallinas decrépitas, patos y conejos
Programa agrícola con "gallinas decrépitas": último invento del régimen
 

Reproduce este artículo

Este miércoles en la oficialista Mesa Redonda, los funcionarios del régimen anunciaron un programa agrícola con "gallinas decrépitas", como si ya el pueblo no estuviera cansado de estos experimentos.

El encargado de pasar la vergüenza del anuncio fue el ministro de la Industria Alimentaria, Manuel Santiago Sobrino Martínez, más conocido como "ministro del hambre", por la profunda escasez de productos que hay en la isla, anterior al coronavirus y que no tiene para cuando acabar.

Sobrino Martínez explicó que se estaba organizando con Agricultura un programa para el uso de otras especies, entre ellas, gallinas decrépitas, patos y conejos.

Una gallina decrépita es aquella gallina que decae la producción por su avanzada edad.

Como parte del balance realizado por el vocero del régimen, dijo que se fabricaron en este tiempo 19 máquinas conformadoras de croquetas por Comelec, y se ha "sobrecumplido" su producción.

El plan era de 24,125 toneladas de croquetas; y se han producido 25,695 toneladas.

 

 

En la Mesa de esta noche, también estuvo presente el ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca Díaz, para hablar sobre los servicios de exportación e importación por parte de cuentapropistas, pero solo a través de empresas estatales.

Malmierca Díaz aseguró que ya hay 44 contratos de exportación que se están negociando para importar y exportar productos como carbón vegetal, frutas, vegetales, madera ecológica, jabón de miel y servicios de software.

Ya existen seis contratos firmados en el área de importación y tres de exportación. Además, existen otros 70 que se están negociando en importación.

En agosto, Cubadebate publicó una nota en la que desarrolla algunos requerimientos para poner en práctica los servicios.

Los actores económicos  "no estatales" (privadas) tendrán que disponer de cuentas corrientes en moneda libremente convertible (MLC) y de cuentas en CUC. Los pagos y cobros de los ingresos se realizarán mediante tarjetas magnéticas, dice la web oficialista.

Del ingreso que se reciba por la exportación —aseguran— solamente se descontará un pequeño margen comercial por la empresa estatal que brinda la posibilidad de exportar, y también se descontará el resto de los gastos asociados a la operación. No explica cuál es ese pequeño margen ni de cuánto es el descuento por las operaciones.