Denuncian que presos políticos del M-18 tienen Covid-19

Luis Darién Reyes y Duniel Monterrey, dos de los miembros del llamado Movimiento 18, han sido ingresados en un hospital, tras contagiarse de Covid-19 en la prisión de Valle Grande, según denuncian familiares y activistas
Denuncian que presos políticos del M-18  tienen Covid-19
 

Reproduce este artículo

La opositora cubana Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, denunció a través de sus redes sociales que los presos políticos, Luis Darién Reyes Romero y Duniel Monterrey Santiesteban, dos de los miembros del llamado Movimiento 18 [junto a Jorge Luis Méndez López], han sido ingresados en un hospital, tras contagiarse de Covid-19 en la prisión de Valle Grande, donde estaban recluidos e incomunicados desde hace más de un mes.

Soler, precisó en una publicación en Facebook: “A la madre de Luis Darién Reyes, preso político de Alamar [La Habana], en llamada telefónica cuando se dirigía para Valle Grande este 21 de mayo para llevar alimento y aseo, le comunica un militar que no fuera porque Luis Darién Reyes y Duniel Monterrey son positivo a la Covid-19 y serán trasladado a un hospital”.

“Quiero recordar que estos son los tres jóvenes de Alamar que por expresarse en las redes sociales en contra del sistema, desde el 12 de abril el régimen cubano los detuvo y mantuvo incomunicados en Villa Marista [principal centro de operaciones de la Seguridad del Estado] por más de 21 días y luego trasladados para la prisión de Valle Grande”, recalcó la disidente cubana.

Soler cuestionó además: “¿Quién le pegó la Covid a ellos?” “No han tenido visita”, advirtió Soler.

Según advirtió la activista el joven Duniel Monterrey padece de asma crónica y tiene una lesión en el pulmón. “Desde que estaba en Villa Marista le estaban dando las crisis de asma”, señaló.

El opositor y ex prisionero político, Ángel Moya Acosta, también resaltó en Facebook que “ambos presos políticos y de conciencia, están pendiente a juicio en la prisión de Valle Grande en La Habana, por el supuesto delito de desacato”.

En una publicación anterior, Moya, había denunciado que “pese a la orden dada a los carceleros por los represores de la Seguridad del Estado, desde la presión de Valle Grande, el preso político Duniel Monterrey (uno de los 3 de Alamar) vía telefónica le comunica a un familiar que ellos están en el depósito de la cárcel junto a otros presos contagiados con la Covid-19; y que él, al ser asmático y tener una afección pulmonar, corre el riesgo de contagiarse con mucha mayor facilidad y le están negando la asistencia médica”.

El activista a favor de la democracia en la Isla, explicó que ellos tenían prohibido hablar por teléfono, pero “él busco la forma de hacerlo y no vamos a revelar cómo lo logró”.

Luis Darién Reyes Romero, Daniel Monterrey Santiesteban y Jorge Luis Méndez López, residentes en la zona 18 de Alamar, aparecieron hace pocas semanas en un video de Facebook cuestionando la autoridad del presidente Miguel Díaz-Canel, sucesor de Raúl Castro al frente del Partido Comunista. Además, denunciaron otros problemas sociales en Cuba y se identificaron como el “Movimiento 18”, contrario al gobierno.

La Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) denunció en Twitter que el régimen mantuvo “en celdas tapiadas a los 3 jóvenes por razones políticas, Luis, Daniel y Jorge Luis, pertenecientes al grupo M-18 se encuentran incomunicados hace casi un mes, en Villa Marista, tras ser arrestados por manifestarse contra el régimen en redes sociales”.

Moya también ha alertado que “los represores de la Seguridad del Estado quieren fabricarles un delito común a estos tres jóvenes” detenidos hace casi un mes, y que los amenazan con una condena de al menos seis meses en prisión.