Preservativos e ITS en Cuba, 2019: ¿la información pública dónde está?

En lo que va de 2019 se ha reportado escasez de preservativos en varios territorios de Cuba, pero las autoridades no ofrecen cifras oficiales ni información actualizada sobre la incidencia de Infecciones de Transmisión Sexual
Preservativos en una tendedera
 

Reproduce este artículo

La provincia de Cienfuegos presenta una alta incidencia de sífilis, según un estudio descriptivo realizado por el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) en el territorio.

El estudio en cuestión investigó la incidencia de la enfermedad entre los años 2013 y 2017, y arrojó resultados como que grupo etario de mayor prevalencia fue el de 25 a 59 años, con un total de 477 pacientes, más del 60 % de los diagnosticados. Asimismo, el sexo masculino fue el que predominó con 482 pacientes, para un 62.3% de los diagnósticos. El sexo femenino reportó 291 casos, para un 37.6%.

La investigación pudo comprobar que los heterosexuales reportaron el mayor número de casos, y que la ausencia de protección (condones) durante la relación sexual fue el factor de riesgo de mayor frecuencia.

Según informaron en 2018 funcionarios de salud de la región, el expendio de condones en la red de farmacias de la provincia disminuyó durante el primer cuatrimestre de ese año debido a la recepción limitada del producto por parte de la Empresa de Suministros Médicos, lo cual imposibilitó satisfacer la demanda real de la población. Sin embargo, paradójicamente, las autoridades oficiales reportaron una disminución de la incidencia general de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

Actualmente Cuba presenta una falta de condones en las farmacias y otros establecimientos comerciales. Hace unos días este reportero acudió a realizar un trabajo periodístico a un centro nocturno de Santa Clara, donde ocurría un evento dedicado a la comunidad LGBTIQ, y en la entrada del lugar promotores de salud nos entregaron un solo condón, cuando normalmente se entregan tres: uno para sexo oral, otro para sexo vaginal, y otro para sexo anal.

 

 

En las farmacias y centros del Comercio y la Gastronomía de la ciudad, la presencia de preservativos es inestable.

La falta de métodos anticonceptivos, como el caso del condón, se ha hecho notar además en el resto de las provincias del país y ello pudiera provocar no solo el aumento de casos de sífilis, sino también de otras ITS como el VIH, la gonorrea, y la más común de todas, la clamidia.

De Acurdo con estadísticas oficiales, al cierre de 2018 vivía en Cuba 25 mil 494 personas con VIH. Los hombres son los más afectados, con un 80% del total de casos.

La provincia de Santiago de Cuba presentó un alza en los casos de VIH-Sida durante 2018, en lo cual también ha influido la falta de preservativos.

En esta etapa estamos incrementando el número de casos con respecto a años anteriores y la epidemia sigue estando concentrada en los Hombres que tienen Sexo con otros Hombres (HSH), a pesar de todo el trabajo de prevención que estamos realizando en estos grupos vulnerables. Las edades jóvenes son de las más afectadas, pues se ha perdido un poco la percepción del daño, y en eso es que estamos enfocando más nuestro trabajo.

“Santiago de Cuba es una provincia que exhibe una alta letalidad por esta causa, lo que no está relacionado solamente con el diagnóstico oportuno de la enfermedad, sino con la calidad de vida de la persona seropositiva y más aún, del enfermo. La adherencia al tratamiento es una preocupación para los sanitaristas de la salud, en pacientes ya enfermos, y esto es algo que nos desvela”, declaró al diario oficialista Sierra Maestra la Dra. Adriana Rodríguez Valdés, especialista del CPHEM en esa provincia oriental.

 

 

Según la especialista, “cinco de cada 100 hombres que son HSH están infectados con el virus” en Santiago, y aseguró que hay que seguir trabajando en acciones, comunicados, charlas, entre otros métodos, para informar a la población sobre el aumento de ITS y VIH-Sida en la sociedad cubana.

El “uso creativo” que le dan los cubanos a los condones puede influir en la escasez del producto. Cuba, probablemente sea el único país en el que, por la escasez y el desabastecimiento permanente, el condón se utiliza para otros fines como en la peluquería, la fabricación artesanal de vinos, para lanzar carnadas al mar, arreglar ponches de gomas de bicicletas y el más frecuente de ellos: para sustituir a los globos en las fiestas de cumpleaños.

Personal de los centros provinciales de Higiene, Epidemiología y Microbiología, en las provincias de Cienfuegos y Santiago de Cuba, aseguraron a este reportero no tener “estadísticas actualizadas” para lo que va de 2019 sobre la incidencia de las ITS.