Prensa castrista adula a doctora que arremetió contra Alexander Pupo: “Una anticonstitucionalista”

“En las noticias nacionales han salido dos reportajes haciéndole un homenaje a la doctora que causó todos los problemas que me han ido ocurriendo. Una vez más la prensa fiscalizada por el PCC sale en defensa de sus represores para tratar de hacerlos quedar bien ante la opinión pública”, afirmó el joven médico
Prensa castrista adula a doctora que arremetió contra Alexander Pupo: “Una anticonstitucionalista”
 

Reproduce este artículo

El joven médico Alexander Raúl Pupo Casas, acosado por la Seguridad del Estado por disentir del régimen cubano y expulsado de su centro laboral, denunció este lunes 16 de noviembre en sus redes sociales un nuevo artilugio para tergiversar las arbitrariedades cometidas en su contra.

Pupo Casas, originario de la provincia de Holguín y quien cursaba el primer año de la especialidad de neurocirugía en el hospital provincial de Las Tunas, señaló en su perfil en Facebook:

“Ayer y hoy por las noticias nacionales han salido dos reportajes haciéndole un homenaje a la doctora que causó todos los problemas que me han ido ocurriendo. Una vez más la prensa nacional, fiscalizada por el PCC sale en defensa de sus represores para tratar de hacerlos quedar bien ante la opinión pública”.

“Yo no voy a decir que la señora es mala como doctora, para nada. Me respeto mucho como para andar difamando o mintiendo sobre alguien aunque sea mi peor enemigo. Confirmo la noticia de que es una excelente doctora, con muchos años de experiencia, y que además por sus manos han sido salvadas muchas vidas, en eso estoy totalmente de acuerdo, pero pudiera mencionarle nombres de otros muchos profesores neurocirujanos, tanto en Las Tunas como en Holguín, con los cuales he aprendido y que la superan en todos los sentidos sin que se haya hecho jamás un mínimo homenaje sobre ellos”, precisó el joven defensor de la democracia y los derechos humanos en la isla castrista.  

Según detalló Pupo Casas, “el objetivo de ese reportaje está más que claro, pues a la par se ha montado toda una campañita de desprestigio sobre mi persona en las redes sociales”. “El tiro les ha salido por la culata, pues cada campaña difamatoria sobre mí, ha sido desmontada por mis colegas, pacientes, amigos y seguidores, quienes han sabido responder con argumentos irrefutables todas las patrañas que se han tratado de inventar los grupitos de ultraizquierda y sus ciberclarias”.

“Ahora, hablando nuevamente de esa doctora, se les olvidó comentar en la noticia que esa señora violó el artículo 54 de la Constitución vigente en Cuba y el artículo 19 de la Declaración Universal para los Derechos Humanos, cuando me juzgó y acosó laboralmente por mi modo de pensar, lo cual la convierte en anticonstitucionalista”, subrayó.  

Añadió que “tampoco mencionaron toda la campaña difamatoria que promovió en mi contra junto a la ciberclaria Violeta Guillois y el grupo De Zurda Team. Tampoco mencionaron su falso testimonio cuando publicó en las redes sociales que estaba siendo amenazada por mis seguidores y por mí, cosa que sería muy difícil de probar en un juzgado pues el mensaje que puso como evidencia fue enviando al móvil de su hijo, que se encuentra en la frontera de México tratando de saltar a los EE.UU., financiado, estoy casi convencido por el dinero de su mamita (como si las líneas cubanas y mejicanas fueran fáciles de confundir)”.

“También se les olvidó decir que esta señora fue capaz de juzgar a mi padre por tener un hijo anticomunista cuando el propio hijo de ella publica en sus estados de WhatsApp publica fotos de Fidel Castro, Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel vestidos de mujer. Esto además de ser vergonzoso hasta para ella demuestra su doble moral”, acotó el médico.

Pupo Casas agregó que además, “no mencionaron que esa persona abusó de su poder cuando decidió sacarme de mi servicio aún sin que la sanción fuera definitiva. Tampoco mencionaron que tienen a mis colegas casi bajo amenaza para que no se comuniquen conmigo y no me apoyen en mi situación. Nada, como casi todo lo que publica la prensa cubana mediatizada e izquierdista, es una maniobra para tratar de librarla de la responsabilidad que le corresponde como violadora de la Constitución y abusadora de poder”.

“Esto deja claro que no habrá tregua entre nosotros, por lo cual, les informo por esta vía a todos los que me leen, sean seguidores míos o adversarios: Poco me importan sus campañitas difamatorias ridículas, poco me interesa que usen todos sus recursos para tratar de anularme, soy hombre de principios y esos ninguno de ustedes puede derrotarlos, porque para derrotar los principios de un hombre primero tienen que saber de principios, y ustedes solo saber mentir y justificar. Seguiré de pie como hasta ahora, desmontando cada idiotez que se les ocurra contra mi persona. Soy médico de corazón, solo sacándomelo del pecho me quitarán ese sentimiento y esa convicción. No les debo ni sanción ni multa. Soy hombre de bien, pero les voy a seguir dando pelea hasta que o se haga justicia, o se vayan de mi país y nos dejen vivir en paz y libertad”, concluyó Alexander Pupo Casas.

En la publicación el joven doctor afirmó: “Tengo pruebas de audios, sobre cuando fui desalojado, sobre la comisión disciplinaria y sobre una gran parte de los sucesos, así como otras fotos de campañas difamatorias y las respuestas que obtuvieron, pero serán entregadas y mostradas solamente a las autoridades pertinentes en su momento”.