Alexander Pupo: "No bajo la cabeza delante de los comunistas, mi amor por Cuba es más grande"
El médico víctima de discriminación laboral por motivos políticos, reflexiona sobre la dependencia de remesas a la que la dictadura ha obligado al pueblo, pero a la vez sobre el odio que ha sembrado el mismo régimen hipócrita contra los exiliados
Alexander Pupo Casas
 

Reproduce este artículo

El médico cubano Alexander Raúl Pupo Casas, quien fue presionado hasta su renuncia en su centro laboral en Las Tunas y desalojado de la beca donde vivía, por sus respetuosas y argumentadas opiniones críticas en redes sociales sobre la realidad que se vive en Cuba, no deja de expresarse libremente.

El joven médico holguinero publicó un extenso texto de opinión en su perfil personal de Facebook, con el título “Traiciona más a la Patria quien justifica lo mal hecho desde adentro que quien pelea desde afuera, porque se vuelve cómplice del tirano”. En él, se refiere a la dependencia de remesas a la que la dictadura ha obligado al pueblo, pero a la vez al odio que ha sembrado el mismo régimen hipócrita contra los exiliados.

ADN Cuba reproduce íntegramente la opinión de Alexander Pupo:

Qué fácil le ha resultado a la dictadura poner cubanos contra cubanos a lo largo de los años, que sencillo ha sido para ellos tergiversar las intenciones de todo aquel que opina distinto a su ideología obsoleta. ¿Será que hemos aprendido a ser hipócritas con el tiempo? ¿O será que la miseria mental nos vuelve ciegos?... Mire cubano, para nadie es un secreto que en tiempos de COVID la mayor entrada de capital al país ha sido a través de las recargas y las remesas, para nadie es un secreto que con el tiempo nos convertimos en un país parásito, dependiente de otros países para poder subsistir, para nadie es un secreto que la mayor parte de las remesas vienen de los cubanos residentes en los EEUU, y para nadie es un secreto que se ingresan millones de dólares todos los años por esa vía. Ahora te pregunto a ti cubano... ¿por qué muerdes la mano que te alimenta? ¿Por qué gritas consignas contra esas personas que ponen de una u otra forma un plato de comida sobre tu mesa? Te voy a confesar algo. Yo admiro y respeto más al cubano que aun viviendo lejos de Cuba la defiende, que a ti que sigues metido en la inmundicia y no das ni una patada para cambiar tu situación. ¿Y sabes por qué? Porque ya ellos viven bien, porque ya ellos no viven en la dictadura que vives tú, porque bien pudieran olvidarse de esto y vivir sus propias vidas sin más preocupaciones que las personales y porque a pesar de todas las cosas malas que dices de ellos siguen manteniendo tu casa y tu vagancia. Mira cubano, a lo mejor mis palabras te chocan, quizás dejas de leerme cuando veas estas verdades, pero deberías llamarte a la reflexión antes de convertirte en portavoz de las tonterías de un Estado que no puede garantizarte una vida digna sin depender de las remesas, y que aun dependiendo de ellas llama “mafiosos” a los que te las envían. Lo más detestable es ver que entre esos cubanos hipócritas hay hasta dirigentes represores.

En este caso entonces la culpa cambia de dueño, pues si eres cubano que vives en otro país y mantienes a escoria como son los represores, alimentas a las personas que propician que te digan todas las ofensas que te dicen. ¿O qué crees? ¿Que cuando ellos le gritan “gusano” a los demás te excluyen a ti? No hermano(a), esos son tan inescrupulosos que cierran los ojos cuando dicen esas idioteces para no acordarse de quien los alimenta y los viste. Lo triste es que cuando hago mi análisis lo único que veo son cubanos atacándose, veo familias dividiéndose por una ideología asesina e hipócrita, veo un país al borde de una guerra civil por culpa de un gobernante que en nada nos representa. Pero me da mucha más tristeza ver cómo le seguimos el jueguito y estamos construyendo nuestra propia tumba. Siéntate cubano, estés donde estés, recapacita y piensa. Por más que ayudes o recibas ayuda la libertad verdadera comienza con el fin de la estupidez personal. Recuerdo una frase que escuché una vez de un pastor de iglesia que decía “Dios ayuda a quien se deja ayudar, a quien se ayuda a sí mismo”. Y aquí va mi consejo. “No esperes ser libre si no eres capaz de romper tus cadenas. No esperes salir de tu prisión si no eliminas la causa que te tiene allí”. Recuerda que el camino más largo comienza con el primer paso, y creo que este debe ser autoproclamarte libre dentro de ti. Lo digo por mi propia experiencia, YO NO BAJO LA CABEZA DELANTE DE LOS COMUNISTAS, PORQUE CONSIDERO QUE MI AMOR POR CUBA ES MÁS GRANDE, PORQUE SON ELLOS QUIENES LO HAN HECHO MAL. Mi causa es la causa de millones, estoy seguro de ello. Pero estoy convencido de que jamás lograremos nuestro sueño si seguimos permitiendo que ineptos inescrupulosos dirijan nuestras vidas y nuestros sueños, si seguimos divididos por una ideología. ¿Piensa cubano, por qué estamos luchando todos? ¿A quiénes defienden los que están afuera? ¿De quién es realmente la culpa de que Cuba esté hundiéndose en el lodo de la corrupción y el hambre? Recapacita tú, y define tu estrategia para hacer de Cuba un lugar mejor. Y si piensas que uniendo ganamos más que dividiendo etiquétate en este mensaje y comencemos a cambiar el futuro de nuestra nación. “LA REVOLUCIÓN SOMOS NOSOTROS”.

 

Tomado del perfil de Facebook de Alexander Pupo