“Portero” contra colero, pero nada de abastecimiento para los “sin dólares”
Una nueva aplicación móvil llamada Portero fue creada en La Tunas para combatir a los coleros, informa la prensa oficialista sin explicar bien cómo funciona la apk, y mientras el reportero entrevista a los locales, una señora dice que su frío está vacío.
 

Reproduce este artículo

Hace unas semanas se puso en práctica en la red comercial de Las Tunas la aplicación Portero, informa la prensa local. Y aunque los tuneros afirman que desde entonces existe una mejor organización de las colas, a una entrevistada se le escapa que “el frío está vacío”.

El reportero Julián Velázquez se aseguró de entrevistar a personas que se encontraban en la cola pero no valoró que en una respuesta estaría la trampa misma de lo que intentaba defender sin ningún equilibrio. Fue entonces cuando la señora le dijo que eso estaba bien para los que necesitan comprar de verdad porque “no tenemos nada el frío”.

En el reporte no se le da voz a ningún colero y mucho menos se explica que la existencia de estos es un resultado del desabastecimiento tradicional de las tiendas cubanas.

“Ya estamos en una cola y hay para todos”, dice un tunero a cámara mientras otro se mantiene más escéptico: “Ha mejorado un poquito”.

—Pero vamos a combatir eso porque es muy difícil para alguien que trabaje y tenga que venir a hacer colas luego.

Sin dudas este método —dice el periodista sin explicar bien de qué va la aplicación Portero— ayuda a controlar a los coleros, que compran para revender a la población a mayor precio.

El objetivo según él es enfrentar a todas estas personas para que compren en una sola ocasión y no acaparen.

De acuerdo con otro medio local, trabajadores de Comercio en Las Tunas comprobaron la efectividad de la app desde sus teléfonos móviles, al intentar medir el control del flujo de compradores de productos de primera necesidad ofertados en las cadenas tiendas Caribe y Cimex en esta provincia del oriente cubano.

Para ellos, más que resultados alentadores, son concluyentes los de esta app, en tanto la prueba alcanzó La Casa Azul, “una de las mayores tiendas por departamentos en la ciudad de Las Tunas”. Luego de los cinco días en que se realizó la prueba, Lillian Gobín Góngora, trabajadora de mercado ideal La Reguladora, aseguró a la prensa que el procedimiento es sencillo: "se registra el número de carnet de identidad en la base de datos de su móvil y si alguien intenta comprar doble, suena hasta una alarma. ¡Y pa´ fuera!".

Reportan también que la “controladora en funciones” observó quejas de varios usuarios pero, dice ella: "en estos temas de informática, creánme, el margen de error es bien reducido. Si Porter@ dice que pasaste, pasaste; ya compraste".

Al final del video de la televisión cubana, el reportero Julián Velázquez explica que esta alternativa para controlar a los coleros mediante una aplicación móvil es local y “se continúa trabajando para mejorar la aplicación”.

Reporte de la televisión oficialista