Fósforos, la próxima víctima de la escasez en Cuba
De acuerdo con la información difundida, el plan previsto de 42 millones de cajas de fósforos se redujo a poco más de la mitad: solo 22,8 millones de cajas en 2020.
 

Reproduce este artículo

Un reportaje publicado este miércoles en la televisión local de Santiago de Cuba reveló que los fósforos también se encuentran en déficit en la Isla, tanto en la modalidad de venta normada como en la de venta liberada.  

El reporte de la televisión santiaguera atribuyó la escasez del producto a “los atrasos de los proveedores en la entrega de materias primas”. Tales dilaciones habrían conllevado a la industria a reajustar su plan anual, según el medio oficial.

De acuerdo con la información difundida, el plan previsto de 42 millones de cajas de fósforos se redujo a poco más de la mitad: solo 22,8 millones de cajas en 2020.

Según el reportaje televisivo, actualmente el proceso de producir fósforos es “obsoleto y costoso para el país porque el 80% de los insumos con que se producen los fósforos dependen de las importaciones”.

La pandemia de COVID-19 que ha azotado a la Isla en los últimos meses no solo ha dejado miles de contagiados y decenas fallecidos, sino también que ha agravado la escasez de productos alimenticios y de aseo en la Isla.

Incluso los condones han escaseado durante la pandemia de coronavirus.

En febrero, la ministra cubana de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, explicó que el país no tenía abastecimiento para suplir por completo las necesidades de la población: “Las cantidades de crema dental y detergente líquido no nos permiten llegar al 100% de las personas. Por tanto, decidimos distribuirlos en períodos de tres meses”. 

“Las cantidades mensuales de estos productos fueron entregadas a las administraciones de cada provincia, que serán las encargadas de distribuirlas de acuerdo con el estado epidemiológico de los territorios”, publicó Cubadebate.

Por otro lado, “desde hace más de un año, la pasta dental está entre la lista de los llamados ‘superhéroes’: productos que aparecen raramente en los mercados cubanos, y que son acaparados cuando aparece la menor oferta, lo cual provoca las frecuentes molestias de la población”, también publicó el portal oficialista.

Como ya es habitual, las redes sociales se han convertido en la válvula de escape de miles de internautas que no ocultan sus reclamos ante la escasez crónica en Cuba.

“Un país debería ser capaz de abastecer a su pueblo mínimamente todos los días del año, con cuarentena y sin ella. Y tener una producción básica de productos esenciales. Quién dice pasta dental, dice pescado fresco, carnes, frutas, verduras, leche, sin necesidad de hacer colas de cinco horas. Falta  economía interna, sobran mentiras y dictadores que abusan”, escribió en Facebook la usuaria Sandra Revilla.