¿Por qué estas colas no salen en el noticiero cubano?
Los cubanos de a pie deben hacer filas bajo aguaceros, durante horas y luchando, a veces groseramente, los turnos con la esperanza de poder comprar algún producto
¿Por qué estas colas no salen en el noticiero cubano?
 

Reproduce este artículo

La página de Facebook "Free Cuban" publicó una serie de imágenes de largas colas en la isla en medio de la pandemia, y se pregunta por qué esas imágenes no salen en el Noticiero oficialista.

El texto, que ya ha sido compartido 89 veces, explica que "estas son las verdaderas imágenes del pueblo para adquirir algún alimento y la mayoría de las veces muchos ni llegan a alcanzar".

Esta página menciona que los cubanos de a pie deben hacer filas bajo aguaceros, durante horas y luchando, a veces groseramente, los turnos con la esperanza de poder comprar algún producto.

"Nos empujamos, nos maltratamos y terminan en riñas a veces y después que se ponga bien fea la cosa llega policía a poner multa y me pregunto, ¿por qué no están allí para controlar como sale en el NTV? ¿Por qué no están allí para evitar y ponen el orden desde un principio? ¿A quién le importa lo que nos está pasando?... que gran mentira. Esta es nuestra verdad, es indignante", concluyó.

 

 

Precisamente este lunes trascendió el relato de una cubana, Oneida Silveira, residente en Alamar, La Habana, quien lamentó quedarse sin comprar pollo luego de horas en una larga cola este fin de semana.

Según contó la mujer en redes sociales, el hecho sucedió en el Cupet de Bacuranao, donde se encontraba desde las 6 a.m. Posteriormente, a las 9:30 a.m una funcionaria del régimen explicó que el pollo se vendería en módulos ( junto a otros productos), por lo que personas se quejaron ya que esto encarecía la compra. 

Ante la incomodidad, la coordinadora de la venta dijo que entonces se despacharía el pollo primero a personas que vivían en ese barrio, dejando atrás a quienes venían de otras zonas debido a la escasez.

"La cuestión es que nos engañaron y al gerente del Cupet no le dio la gana de vender el pollo. Se le pidió explicaciones al Consejo de Defensa y a la jefa, una tal Margarita (déspota y con aires de grandeza); lo que dijo fue que mandaría a la policía para desalojar a todas las personas que estaban allí", añadió Silveira.