Policía detiene a cubanos por comprar todo el ron de un restaurante
La policía en Villa Clara apresó a varios cubanos por comprar todo el ron Decano de un restaurante, casi mil pomos. ¿Cómo se enteró la policía? Los vecinos dieron un "chivatazo"
Policía detiene a cubanos por comprar todo el ron de un restaurante
 

Reproduce este artículo

Un operativo de las fuerzas represivas del Ministerio del Interior (Minint) apresó a varios cubanos por comprar 990 pomos de ron Decano, que pertenecían a un restaurante estatal llamado La Minerva en Villa Clara. 

Los hechos ocurridos en el poblado de Vueltas, en el municipio villaclareño de Camajuaní fueron denunciados por la población local con una llamada a la policía, lo que en Cuba se conoce como un “chivatazo”.

Según el reporte dado en el Noticiero Estelar, un camión descargó la mercancía en una casa de la localidad antes mencionada y hacía allí se dirigieron los agentes del Minint. 

Durante la investigación se supo que cada pomo de ron costó 90 pesos cubanos y que el cargamento completo había sido comprado por el chofer del vehículo para revenderlo después a un trabajador privado a 95 pesos el pomo.

El camión, también estatal, pertenecía a una escuela en Santa Clara y violó su hoja de ruta y las medidas restrictivas implementadas por las autoridades del régimen en esa provincia, para frenar el coronavirus. 

La Instructora Penal de la Unidad Provincial del Minint en Villa Clara, Denia Hernández Pérez dijo que “El chofer utilizó el camión de la escuela Lázaro Cárdenas, evadiendo todos los puntos de pesquizaje estando Camajuaní en cuarentena, y saliendo a Vueltas por unos terraplenes que no tenían casi ni acceso”.

Los implicados en el presunto “delito” son siete por el momento: dos estibadores que eran familiares del antes mencionado chofer, el receptador, el segundo receptador que es el trabajador por cuentapropia, el administrador del restaurante y la almacenera de la entidad.

Luego del suceso se realizó una comprobación económica en el centro gastronómico y se detectaron otras irregularidades que no se precisan en la nota televisiva oficial.

El espacio del noticiero cubana se ha convertido en un show mediático dedicado al escarnio público. A inicios de este mes de septiembre se supo de la existencia de una “red” que desviaba cerveza hacia el mercado negro en Las Tunas y evidentemente que los responsables fueron castigados por intentar sobrevivir en medio de la crisis.

Por otro lado, en Guantánamo, fuerzas policiales detectaron el desvío de cigarros Criollos hacia el mercado informal por parte de funcionarios de una unidad básica de la Empresa de Comercio.

Además, se detectó en una de las viviendas una fábrica ilegal de bebidas alcohólicas y se procedió al decomiso de los bienes de los implicados.

El régimen cubano, a modo de escarnio, se ha lanzado a luchar contra las ilegalidades y el mercado negro existente en la Isla. La pandemia por el nuevo coronavirus ha sido el escenario para todo el show mediático que se ha desatado en la televisión cubana. El acaparamiento está en las mirillas de la dictadura, que lo ha permitido por años pero que ahora lanza las redes. 

Los operativos policiales y el show continuarán para desviar al pueblo cubano de las razones reales de la crisis que impera en el país y que es anterior a la pandemia del coronavirus. La cúpula del poder en Cuba ostenta mayores riquezas que las que pueden ser confiscadas a los ciudadanos comunes, solo que esa temática no tiene espacio en un noticiero estatal.