Policía política detiene a Iliana Hernández
Hernández advirtió, antes de ser detenida, que exigiría derecho a réplica en el ICRT por la campaña de descrédito contra el Movimiento San Isidro transmitida a través de los medios de comunicación del régimen.
Ileana Hernández
 

Reproduce este artículo

Fuerzas de seguridad del régimen detuvieron este 2 de diciembre a la activista Iliana Hernández cuando se dirigía en son de protesta al Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT).

Antes de ser arrestada, Hernández confirmó a CiberCuba su detención. El medio independiente asegura que trató de contactarla, pero no obtuvo respuesta. Hasta el momento se desconoce el paradero de la opositora, miembro del Movimiento San Isidro.

Hernández había posteado la víspera fotos del dispositivo de seguridad que rodeaba su casa y aseguró a ADN Cuba que este 2 de diciembre iría a la sede del ICRT a exigir derecho a réplica por la campaña de descrédito contra el Movimiento transmitida a través de los medios de comunicación del régimen.

La activista, quien se encontraba en huelga de hambre durante varios días en la sede del Movimiento San Isidro, fue conducida a su casa luego de que, en la noche del jueves, agentes al servicio del castrismo entraran vestidos de médicos a la sede de Damas 955 y desarticularan al grupo de manifestantes que exigían la liberación del rapero Denis Solís.

Este 2 de diciembre la policía también detuvo al artista y activista Luis Manuel Otero, y a su pareja, la curadora de arte Claudia Genlui.

"Acaban de llevarse detenidos a Luis Manuel Otero Alcántara y Claudia Genlui Hidalgo", denunció el escritor de ficción y periodista Carlos Manuel Álvarez. Según el también director del medio independiente El Estornudo, Genlui había ido a acompañar a Otero a una casa en 7ma y 32 (La Habana), y fueron arrestados arbitrariamente en los bajos del domicilio.

Otero Alcántara es uno de los líderes del Movimiento San Isidro, que se opone al Decreto 349 y exige libertades en Cuba. Integrantes y aliados de este grupo, protagonizaron en las últimas semanas una serie de acciones de protesta pacífica que incluyó huelgas de hambre, siempre bajo constante acoso y represión policial.