Pinar del Río establece toque de queda debido al repunte de casos de COVID-19

En Pinar del Río “queda prohibida la circulación de personas luego de las 12:00 de la noche y hasta las 6:00 de la mañana”, entre otras medidas.
Consejo de Defensa Provincial en Pinar del Río
 

Reproduce este artículo

Aunque la provincia de Pinar del Río no se ha visto afectada por el rebrote de casos de COVID-19 en Cuba, las autoridades del territorio decretaron esta semana medidas extraordinarias para evitar el avance de la pandemia de coronavirus, entre ellas el toque de queda desde las 12:00 de la noche hasta las 6:00 de la mañana.

Según un reporte del sitio oficialista Cubadebate, el Presidente del Consejo de Defensa Provincial de Pinar del Río, Julio César Rodríguez Pimentel, también activó los Consejos de Defensa de los 11 municipios pinareños y ordenó el uso obligatorio del nasobuco en lugares públicos, en las calles, centros de trabajo y parques.

Además, prohibió que los centros recreativos o de servicios de propiedad estatal o particular se mantengan abiertos después de las 11:00 de la noche. Asimismo, “queda prohibida la circulación de personas luego de las 12:00 de la noche y hasta las 6:00 de la mañana”, precisó Cubadebate.

Además, según los medios oficiales, Rodríguez Pimentel ordenó disminuir al mínimo la circulación de los pinareños hacia otras provincias occidentales. Por ese motivo, desde este sábado quedó suspendida la transportación de pasajeros hacia la provincia de Artemisa.

También fue prohibido el traslado en medios colectivos de transporte hacia las provincias occidentales, excepto en los casos autorizados por el Gobierno (que no fueron precisados por la fuente).  

De acuerdo con Cubadebate, también quedó prohibido el traslado en medios colectivos hacia playas o centros de recreación en otras provincias. Asimismo, las transportaciones en vehículos particulares no deben exceder los ocho pasajeros.

Por su parte, se mantiene la ocupación del 100% donde es obligatorio el uso del nasobuco, aun cuando no se pueda mantener el distanciamiento físico debido a la escasez de medios de transportes típica de la Isla.

Este sábado, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba sumó otros 59 casos de coronavirus, lo que eleva a 2888 el número total de casos de COVID-19 en la Isla desde la detección de la enfermedad en el territorio nacional el pasado 11 de marzo.

De acuerdo con el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del MINSAP, actualmente se mantienen ingresados 773 pacientes, de los cuales 22 están en vigilancia, 395 son sospechosos de haber contraído el coronavirus SARS-CoV-2 y 356 son casos confirmados o activos.

También este sábado, el ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal Miranda, intervino en la conferencia de prensa diaria de su organismo y aseguró que el país está “en presencia de un nuevo brote de la enfermedad (COVID-19) que pone en riesgo a toda nuestra población”.

“El pronóstico indica que la situación está próxima a volverse en incontrolable si todos no tomamos las medidas que se han definido por el país, por lo tanto la amenaza de (la pandemia de) seguir creciendo se acentúa cada día que pasa”, aseveró.