Limay Blanco, entre lágrimas, pide medicamento para niña con epilepsia

El humorista Limay Blanco, visiblemente afectado, pidió valproato de sodio para una niña cubana que padece de epilepsias
El humorista Limay Blanco, visiblemente afectado, pidió valproato de sodio para una niña cubana que padece de epilepsias
 

Reproduce este artículo

El humorista cubano Limay Blanco pidió a sus seguidores el fármaco valproato de sodio para una niña de la Isla que padece de epilepsias y no tiene este medicamento para controlar su enfermedad.

Blanco difundió un video de la niña en medio de una crisis de epilepsia.

Con lágrimas grabó un video explicando que su celular estaba lleno de imágenes de ese tipo.

"Yo quiero ayudar. Lo que tengo es impotencia de no tener mas para dar. Ojalá tuviera más. Vi ese video y yo tengo hijos. Ustedes no se imaginan la cantidad de personas que me piden valproato de sodio; es decir, están pasando por eso que está pasando esa mamá con esa niña", agregó.

De acuerdo con Blanco, "todos los días es un medicamento distinto. Tengo videos de viejitos con escaras también".

A raíz de la pandemia de COVID-19 y la crisis en que se encuentra Cuba, desde 2020 Limay Blanco se ha propuesto ayudar a los más necesitados.

Con ayuda de personas en el exterior consigue medicinas, víveres e incluso vivienda para personas vulnerables en la Isla.

En mayo de 2021 sorprendió a una familia cubana regalándole una casa en Bacuranao, La Habana, que obtuvo gracias a las donaciones de sus seguidores.

La penosa situación de esa familia de cuatro niños se resolvió, dijo el humorista, gracias a la solidaridad y agradeció a cada persona que contribuyó a la compra.

El costo del inmueble fue de 8,000 dólares según informó el comediante. El hogar cuenta con varias habitaciones e incluso con un patio donde crece un platanal.

Previamente en septiembre de 2020 el humorista cubano también pidió colaboración para construir una casa para una familia pobre en el municipio San Juan y Martínez de la provincia Pinar del Río.

El 71% de las familias cubanas vive con menos de 3,8 dólares por día, según el Cuarto Informe sobre el Estado de los Derechos Sociales en Cuba del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).