Limay Blanco sorprende a familia cubana con nueva casa

El humorista cubano Limay Blanco sorprendió a una familia cubana regalándole una casa en Bacuranao, La Habana, que obtuvo gracias a las donaciones de sus seguidores.
Limay Blanco sorprende a familia cubana con nueva casa
 

Reproduce este artículo

El humorista cubano Limay Blanco sorprendió a una familia cubana regalándole una casa en Bacuranao, La Habana, que obtuvo gracias a las donaciones de sus seguidores.

El “Caso Chincha” como nombró Blanco a la penosa situación de esa familia de cuatro niños se resolvió, dijo el actor, gracias a la solidaridad y agradeció a cada persona que contribuyó a la compra.

El costo del inmueble fue de ocho mil dólares según informó el comediante. El hogar cuenta con varias habitaciones e incluso con un patio donde crece un platanal.

En un video subido por Blanco a las redes se ve la nueva vivienda, de paredes y techo de cemento, la cual necesita varias reparaciones de orden estético pero cuya calidad es mejor que la que poseen estos cubanos.

Las imágenes muestran la sorpresa de los niños en el que será su hogar. La familia mencionada vivía en una casa de madera llena de insectos. Los seguidores también ayudaron a vestir a la familia y les obsequiaron comida.

Blanco dijo que no escucharía más a quienes le llaman estafador en las redes sino a quienes colaboran con Dios y con él.

Con asiduidad Blanco pide ayuda para diferentes casos que se le acercan. En septiembre de 2020 el humorista cubano para construir una casa para una familia pobre en el municipio San Juan y Martínez de Pinar del Río.

Entonces replicó en su perfil de Facebook la denuncia de otra cubana en la red social donde muestra con imágenes las terribles condiciones y la miseria extrema en la que vive una madre con sus cinco hijos. Lo que ellos llaman casa es una construcción artesanal de zinc con piso de tierra, donde no hay agua corriente ni luz eléctrica en pleno siglo XXI.

El artista recordó que donde nació el piso también era de tierra, muestra de la pobreza en Cuba: “Que lastima no poder coger ese carro y salir para pinar para llevar, aunque sea un poco de comida o algo. Ese piso me recuerda mi infancia así de tierra era el de mi casa. Mi impotencia es no poder hacer algo, Dios sabe que cuando pude ayudar lo hice lo triste es que hay personas así aquí en mi país ...prometo delante de Cristo que cuando la pandemia se acabe y vuelva a trabajar voy a ayudar más, más y más de lo que un día ayude. Me rompió el alma la niñita sin blusita…”.

La denuncia original explica que el gobierno ha olvidado este caso y los niños no tienen ni medias ni zapatos ni un colchón para dormir. “Viva Cuba libre sin miseria socialista. El cambio es ya”, dice el post.

Limay, mediante un video en Instagram, rememoró la ayuda que quienes trabajan para él brindaron a los damnificados por el tornado que ocurrió en La Habana el año pasado. Solicitó a sus seguidores que ayuden y lo hizo en el tono coloquial al que tiene acostumbrado a su público.