Periodista oficialista sugiere venta de ron "por la libreta"

Un periodista del ICRT en Santa Clara pidió ron normado por la libreta, para que escenas como la que expuso en su Facebook no se repitan en plena pandemia de coronavirus
Cola por ron en Santa Clara
 

Reproduce este artículo

El periodista oficialista Dayron Pérez Urbano sugirió recientemente que volvieran a Cuba los tiempos de la venta de ron normado, “por la libreta”, dado que es un producto de alta demanda en la isla, incluso en tiempos de pandemia.

Amén de su eventual gusto por la bebida, que quizás no sea tal, el trabajador del ICRT pidió la venta normada por las colas enormes que su venta liberada, y al parecer ocasional en tiempos de escasez generalizada por el impacto del COVID-19 en la precaria economía del país, provoca aun cuando el confinamiento es la premisa que debe guiar el día a día de todos.

“Increíble pero cierto: Este tumulto no es para adquirir alimentos ni aseo, es para comprar ron en la Tienda Sierra Maestra en Santa Clara, en la calle Virtudes, esquina Independencia”, escribió el periodista villaclareño en su perfil de Facebook, donde mostró imágenes de la cola, visiblemente concurrida y sin ningún cumplimiento del distanciamiento social necesario para minimizar el riesgo de contagios del virus SARS-CoV-2.

“Creo es hora de normar dicha bebida por la libreta de Abastecimiento, y así evitar aglomeraciones y acaparamiento”, agregó Pérez Urbano, una propuesta que parece gozar de aceptación entre muchos, si tomamos a quienes han comentado en su post como muestra representativa de parte de la sociedad cubana.

“Ya están cogiendo confianza y ahí está el peligro. Que pongan multas para ver si van a tener deseo de estar en la calle”, escribió indignada una usuaria de la popular red social, mientras que otra aprobó el pedido del periodista y quiso hacerlo extensivo a “todo”. Según ella, incluso los módulos de aseo deberían estar normados.

En los comentarios a la cola por el ron en Santa Clara no faltó el toque irónico, a modo de crítica al régimen, que cuestionó si no sería voluntad de los decisores, por conveniencia, tener a las personas “enfermas y alcoholizadas”.

Otros criticaron que hubiera algunos que, con la necesidad imperante en la mayoría de los hogares cubanos, expusieran su salud y gastasen dinero en bebida alcohólica. “Ya esto NO tiene nombre... qué barbaridad... a ese paso de Cuba NUNCA se irá la COVID”, espetó otro opinante.

Las imágenes de colas, ya sea por ron o alimentos e insumos básicos, han sido una constante en el ciberespacio y la realidad cubanas en estos tiempos de coronavirus, donde la escasez y el desabastecimiento, constantes en la cotidianidad de la isla, se han agudizado por la crisis que la enfermedad pandémica ha generado.