Pérdida del olfato e insuficiencia respiratoria, dos secuelas de la COVID-19 en pacientes cubanos

"Hemos tenido personas que han quedado afectadas con el olfato", aseguró este domingo el doctor Francisco Durán García en su conferencia de prensa diaria.
Doctor Francisco Durán García
 

Reproduce este artículo

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba, aseguró este domingo durante su conferencia de prensa diaria que en la Isla algunos pacientes recuperados de la COVID-19 han quedado afectados con pérdida del olfato o manifestaciones de insuficiencia respiratoria.  

No obstante, el funcionario cubano no especificó cuántos pacientes han presentado tales secuelas provocadas por el nuevo coronavirus.

“Hemos tenido personas que han quedado afectadas con el olfato. Y personas que previamente, a veces, han tenido una enfermedad pulmonar obstructiva quedan con algunas manifestaciones de insuficiencia respiratoria. Creo que son las dos cosas fundamentales”, precisó el funcionario del MINSAP.

Según Durán García, a “todas las personas que en Cuba, de cualquier grupo de edad, han tenido la COVID-19, se les da un seguimiento, en primer lugar por su médico de familia (…) y por diferentes especialidades en dependencia de alguna manifestación (clínica)”.

También este domingo el funcionario del MINSAP confirmó un repunte de casos de coronavirus  en la Isla. En las últimas 24 horas Cuba sumó otros 17 pacientes contagiados de la COVID-19, lo que eleva a  2495 el número total de casos reportados en el país, desde el pasado 11 de marzo.

De acuerdo con Durán García, actualmente se mantienen ingresados 261 pacientes, de los cuales cinco están en vigilancia, 199 son sospechosos de haber contraído el coronavirus SARS-CoV-2 y 57 son casos confirmados o activos.

Los 17 casos confirmados en las últimas 24 horas son cubanos. Catorce de ellos fueron contactos de pacientes diagnosticados previamente y tres se infectaron en el extranjero. 

Tras la reciente detección de un foco de transmisión local en la provincia de Artemisa, ese territorio ostenta la mayor tasa de incidencia del coronavirus en la Isla, después de desplazar a La Habana del primer puesto.

De los 57 casos activos en la Isla, el 100% mantiene una evolución clínica estable. En los últimos 14 días el MINSAP no ha reportado ningún nuevo fallecimiento por la COVID-19. 

El régimen de La Habana confirmó el pasado 11 de marzo los primeros casos positivos de infección de coronavirus en Cuba con tres turistas de visita en el país, según datos del MINSAP.