Partido Comunista debatirá "la batalla en las redes" en su congreso

En reunión del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, celebrada este 9 de febrero y presidida por el dictador Raúl Castro, se ratificó la realización del VIII Congreso del PCC
Partido Comunista debatirá "la batalla en las redes" en su congreso
 

Reproduce este artículo

En reunión del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) celebrada este 9 de febrero y presidida por el dictador Raúl Castro, se ratificó la realización del VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba, previsto a efectuarse entre 16 y 19 de abril de este año.

En 2018, Raúl Castro aseguró, justo cuando acaba de nombrar a Miguel Díaz-Canel como su sucesor en el cargo de presidente, que permanecería frente al Partido Comunista de Cuba solo hasta 2021, lo cual posiblemente sea lo único que esperan los cubanos de este congreso.

En su discurso de despedida ante la Asamblea Nacional el menor de los Castro dijo que en lo que a él se refería, se iba a mantener desempeñando el cargo de Primer Secretario (del PCC) "en mi segundo y último mandato que expira en 2021", y agregó que cuando llegue ese momento será Díaz-Canel quien se haga cargo también de ese puesto.

En lo poco que trascendió de la reunión del día de ayer, este tema no fue reseñado, y tanto la prensa estatal y oficialista, como los voceros y funcionarios del régimen, prefirieron concentrarse en la parte de la agenda del congreso que estará centrada en "la batalla en las redes".

Respecto a esto el viceministro de Cultura, Fernando León Jacomino, escribió en su cuenta de la red social Twitter, que "habrá congreso del partido. Ratifica el Buró Político que el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba se celebrará del 16 al 19 de abril de 2021, tal como estaba previsto", y remarcó que "la batalla en las redes estará al centro de los debates".

 

A lo que se están refiriendo con "batalla en las redes", es al uso por parte del pueblo cubano de las redes sociales para visibilizar la realidad del país, pero principalmente para denunciar los atropellos que sufren a manos de la dictadura, algo que la mayoría no puede hacer en las calles o en los medios de comunicación estatal, y que tiene desesperado al castrismo.

Las denuncias expuestas por el pueblo en el ciberespacio, con una abrumadora evidencia gráfica, no solo muestra lo que sucede en la isla, sino que es completamente opuesta a lo que divulga el castrismo.

El uso de internet y de las nuevas tecnologías de la comunicación por parte del pueblo es algo que escapa en gran medida al control del régimen, el cual en su afán de dirigir los destinos de la nación, no puede hacer otra cosa que reconocer esto como un peligro, de ahí su interés en hacerle frente a como dé lugar.