Patria y Vida "ni emociona ni contagia", según Granma

“Huele a azufre el «arte» que nace a merced de la voluntad de quienes pagan para intentar irrumpir, desde la más burda injerencia política, en la soberanía de una nación”, asegura el disco rallado del periódico Granma.
patria-vida_ADNCuba
 

Reproduce este artículo

Por segundo día consecutivo, Granma sólo tiene espacio en su portada para atacar a Patria y Vida, la canción contestataria de Yotuel, Descemer Buenos, Genete de Zona, Maykel Castillo y El Funky, que ya tiene más de un millón de visitas en YouTube.

Según el gramófono del Partido Comunista, donde nadie que escribe sin pedir permiso al régimen cubano, el tema “nace huérfano de alma” y “ni emociona ni contagia ni convida”.

“Huele a azufre el «arte» que nace a merced de la voluntad de quienes pagan —a toda costa y a todo costo— para intentar irrumpir, desde la más burda injerencia política, en la soberanía de una nación”, asegura al inicio la columnista Mailenys Oliva Ferrales.

El rotundo éxito del tema musical provocó desesperación en la cúpula dirigente cubana, que ha lanzado a sus marionetas en un frenesí de descalificaciones contra los intérpretes, algunas de las cuales llegan hasta el racismo.

El castrismo ha utilizado todo tipo de argumentos con tintas racistas que, en general, buscan señalar la supuesta "benevolencia" de la Revolución con los afrodescendientes, quienes deberían sentirse agradecidos porque el gobierno los "hizo personas".

Sin embargo, la mayoría son críticas sin fundamento, que ridiculizan al que las emite, y que genera todo tipo de comentarios y burlas entre los cubanos, quienes pasan de largo y van corriendo a YouTube para seguir escuchando el tema.

Desde el título, una contraposición al lema “Patria o muerte” del régimen, hasta la última palabra, la canción que debutó en la noche del martes en las plataformas musicales, acompañada de un video, es abiertamente contraria al gobierno de Cuba y a sus políticas.

Un emotivo momento de la canción es cuando se escucha a Maykel Osorbouno de los huelguistas del Movimiento San Isidro, reunidos en Damas 955 en La Habana Vieja, para exigir al régimen la liberación del rapero contestatario Denis Solís, condenado arbitrariamente después de un juicio sumario sin garantías legales.

Yotuel, Maykel Osorbo, El Funky, los intérpretes de Gente de Zona, Alexander Delgado y Randy Malcom y Descemer Bueno, se han expresado frontalmente contra la dictadura cubana y el hostigamiento de la policía política contra quienes se expresan a favor de un cambio en la isla.

Este tema que comparten representa también un mensaje de unión y apoyo a todos los presos políticos y convictos de conciencia retenidos arbitrariamente por defender sus ideas.