Paralizan en Guantánamo el 40% del transporte estatal 

A partir de la próxima semana se paralizará parcialmente el transporte estatal en Guantánamo. Quienes circulen necesitarán permisos especiales para transitar.
Ómnibus en Guantánamo
 

Reproduce este artículo

Este 8 de mayo el diario Venceremos, medio de prensa del régimen de los Castro en la provincia de Guantánamo, informó que a partir de la próxima semana se paralizará parcialmente el transporte estatal y que quienes circulen necesitarán permisos especiales para transitar.

"Cerca del 40 por ciento de la transportación estatal en Guantánamo se paralizará a tenor con las nuevas disposiciones del Consejo de Defensa Provincial, las cuales entrarán en vigor la próxima semana como parte de las medidas para evitar la propagación de la COVID-19 y contribuir al ahorro de combustible".

En conversación con el diario Venceremos, Eugenio Maceo Gaínza, director en funciones de Transporte en la oriental provincia, explicó que la decisión implicará que en los próximos días solo podrán circular los carros de entidades y organismos vinculados a actividades imprescindibles para la economía y aquellos autorizados por las autoridades competentes. Y precisó que los vehículos estatales son unos 2769.

Gaínza explicó que para moverse libremente dentro de los municipios los autos deberán portar una pegatina, cuya entrega comenzó el pasado día 8 en la sede central de la Dirección de Transporte.

De igual manera dijo que para salir de la provincia se necesitará un autorizo especial que será concedido estrictamente por motivos de trabajo o humanitarios, previa consulta con los consejos de defensa de los lugares a donde se vayan a dirigir.

Añadió que se mantendrán circulando los medios de Ómnibus Escolares y Nacionales, la Agencia de Taxis y Cuba Taxis, así como los equipos de carga y los pertenecientes a las Cooperativas Agropecuarias y de Créditos y Servicios, imprescindibles en el funcionamiento de la provincia ante la actual contingencia sanitaria.

 

Para finalizar señaló que los encargados de velar que los conductores en activo cumplan las indicaciones, así como las normativas de la ley 109, Código de Seguridad Vial, y las medidas previamente establecidas ante la situación epidemiológica, como el uso del nasobuco, de productos de desinfección, el límite de capacidad de hasta el 50 por ciento y la suspensión de licencia a los transportistas privados, serán la Unidad Estatal de Tráfico y la Policía Nacional Revolucionaria.

"Se ratifica la responsabilidad de los directivos en el control de la movilidad de sus vehículos, siempre priorizando actividades indispensables, en función de limitar el traslado de personas de un sitio a otro", añadió Venceremos.