El foco de COVID-19 en el centro de deambulantes de La Habana está bajo control, según la prensa oficial

Según las autoridades nacionales, el evento de transmisión local ocurrido en el Centro de Protección Social del Cotorro, en La Habana, se encuentra bajo control.
Centro Provincial de Protección Social del Cotorro
 

Reproduce este artículo

Según las autoridades nacionales, el evento de transmisión local ocurrido en el Centro de Protección Social del Cotorro, en La Habana, se encuentra bajo control.

Carlos Alberto Martínez Blanco, director provincial de Salud Pública de la capital, dijo que esto es así debido a que no se han diagnosticado nuevos casos positivos a la COVID-19.

Recordemos que el pasado 2 de mayo el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), informó sobre la aparición de un alto número de casos en esta institución, conocida como Las Guásimas, situación que hasta la fecha ha arrojado un saldo de 86 infectados y dos fallecidos.

Luego de una semana desde el inicio de este evento el directivo considera que "próximamente pudiera cerrarse, de acuerdo con la evolución de los pacientes y el período establecido a partir del último en presentar síntomas".

Respecto a los dos decesos, el Dr. Martínez Blanco, en conversación con la estatal Cubadebate, dijo que "los fallecidos eran personas muy deterioradas, con condiciones sociales y de salud que los hacían más vulnerables".

El propio Cubadebate, en un artículo publicado este 9 de mayo, explicó que hasta la fecha todos los pacientes positivos a la COVID-19 en Las Guásimas presentan una evolución satisfactoria.

El Dr. Martínez Blanco dijo además, que aquellos pacientes que han evidenciado características clínicas de mayor complejidad, han sido atendidos en los hospitales Salvador Allende y Luis Díaz Soto, ambos de La Habana.

"No hay ningún caso que comporte gravedad; todos se mantienen bajo control", aseguró el galeno, y agregó que, aunque en un momento determinado pueden estar estables o bajo control, no se debe obviar su estado previo de salud y padecimientos, asociados a la desnutrición y el alcoholismo.

 

"Esto los hace vulnerables, por tanto, pueden presentar determinadas situaciones clínicas de gravedad que requieran mayor observación, vigilancia, atención y la aplicación de otros protocolos de atención", precisó.

Blanco explicó que desde el 27 de marzo, teniendo en cuenta la situación epidemiológica que presentaba la provincia, a propuesta de la Dirección de Salud Pública de La Habana y por decisión del Consejo de Defensa Provincial (CDP), Las Guásimas pasó a ser un centro de aislamiento social.

"Se tornaba urgente garantizar una atención diferenciada y bien estratificada teniendo en cuenta los riesgos a los cuales estaban sometidas estas personas, algunas con comorbilidades asociadas, así como hábitos y dependencias, entre ellos el alcoholismo".