Para captar divisas no es necesario vender en MLC, asegura economista
De acuerdo con el prestigioso académico, "la oferta puede venderse en moneda nacional, como ocurrió hasta hace poco. La dolarización no es compatible con el modelo que inicialmente se diseñó"
Para captar divisas no es necesario vender en MLC, asegura economista
 

Reproduce este artículo

El economista cubano, Pedro Monreal, explicó este viernes en redes sociales que para captar divisas no es necesario  que la oferta se venda en divisas, como es el caso de las tiendas en moneda libremente convertible (MLC).

La justificación que dio el régimen cubano en julio pasado, para implementar dichos establecimientos, era que con el dinero recaudado se adquirirían productos para abastecer las tiendas en moneda nacional. 

Esta promesa anterior no ha sido cumplida, pues cada día hay más tiendas en MLC, y las restantes, para el cubano de a pie, siguen con crónico desabastecimiento.

De acuerdo con el prestigioso académico, "la oferta puede venderse en moneda nacional, como ocurrió hasta hace poco. La dolarización no es compatible con el modelo que inicialmente se diseñó".

También hizo referencias a la escasez actual de productos de primera necesidad, y no precisamente le echa la culpa al embargo, sino a asuntos de manejo interno a nivel estatal.

"El desabastecimiento de las tiendas que vendían en CUC/CUP se debe a un mal mecanismo de asignación de divisas. Es una deficiencia de distribución, no de captación de divisas. Parcelar parte de esas tiendas al pasarlas a operar en divisas contradice la unificación monetaria", añadió.

Recomendó en su Facebook además que para estimular la “bancarización” pueden utilizarse incentivos como la bonificación (reducción de precios) por el uso de medios de pago electrónicos vinculados a las cuentas.

Por último, Monreal señaló que "la venta de alimentos y productos de aseo en un circuito comercial desconectado de los resultados del trabajo de la mayoría de los empleados erosiona el estímulo para trabajar. Si se dispone de una teoría económica para explicar lo contrario, por favor, que se explique".

Desde el pasado 20 de julio, hace más de cuatro meses, abrieron en el país decenas de tiendas en divisas extranjeras.

El ministro de Economía, Alejandro Gil, aseguró entonces que la venta de alimentos en CUP y CUC se mantendrá. Al mismo tiempo, se abre la venta de productos de “media y alta gama” en moneda libremente convertible (MLC), es decir, divisas. En efecto, entre ellos están artículos de limpieza y alimentos.

Según Gil, el objetivo era captar una "demanda solvente" en el país que puede comprar en dólares u otras MLC estas mercancías, obviamente, a altos precios.