Reyerta entre policías y civiles se sale de control en Matanzas
Una nueva reyerta entre policías y civiles se habría producido en Matanzas, según un video compartido en redes sociales. Aún no se esclarecen los motivos, pero muchos aducen falta de profesionalismo de los elementos policiales
Captura del video compartido en redes
 

Denuncias en redes sociales dan cuenta de una nueva reyerta entre policías y civiles en Cuba. Un video difundido en Twitter muestra cómo la situación se sale de control y decenas de personas le hacen frente a una dupla de uniformados que las encararon sin, afortunadamente, cometer algún acto de violencia policial, al menos no en los eventos recogidos por el video.

Todo habría sucedido en Matanzas. El usuario de Twitter que colgó el video, quien se define como opositor por cuenta propia, dijo que los eventos mostrados eran una muestra de la continuidad que el gobierno cubano pregona. “Esperemos que al menos por indignación la rebelión esté tocando a la puerta. Matanzas, calle Línea. No sé qué pasó, solo sé que es continuidad de lo mismo. Policías analfabetos y abusadores en la de ellos. Sólo el pueblo o un dron salva a Cuba”, escribió.

En el video se ve a una turba enardecida agrediendo verbalmente a los policías o pidiéndoles explicaciones, quizás ante un previo mal proceder de ellos o un intento de detención, injusto a ojos de los increpadores.

Ante los cuestionamientos, los policías se muestran molestos, pero optan por no agredir a nadie, aunque uno de ellos hizo por dirigirse a quien detectó que grababa el momento, presumiblemente para atacarlo o quitarle el celular, y luego se ve cómo desenfunda su pistola, en tono amenazante.

Reyertas cómo ésta, a veces con desenlaces más violentos, o menos, han sido visibilizadas por ADN Cuba a partir de denuncias en redes sociales o el atestiguamiento en el lugar de los hechos, lo cual sugiere que se están haciendo comunes ante el nivel de deterioro de las condiciones socioeconómicas de Cuba.

Frente a la escasez y las dificultades para sobrevivir mes tras mes, con salarios insuficientes y una falta de abastecimiento continua, muchos cubanos denuncian un mayor asedio y persecución de la policía, ya sea en la prevención y castigo de delitos comunes, o de otros relacionados con motivos políticos o la habitual “búsqueda” en Cuba, práctica consistente en tratar de conseguir por medios alternos, muchas veces con cierto margen de ilegalidad, el sustento que permita llevar una vida digna.