Joven cubano muere por disparo de la policía en Guanabacoa
Un joven cubano de 27 años falleció luego de que la policía le disparara en Guanabacoa, La Habana. Familiares aseguran que no estaba armado
Joven fallecido Hansel Ernesto Hernández Galiano

Este miércoles falleció en el municipio de Guanabacoa en La Habana, Hansel Ernesto Hernández Galiano, luego de que la policía le disparara. El hecho ocurrió en el barrio La Lima, como consecuencia de un altercado en el que están implicados dos agentes patrulleros.

Lenia Patiño, hermana de la mamá del joven cubano de 27 años, publicó en su perfil personal en Facebook: “Siento un profundo dolor por el asesinato de mi sobrino, cometido en la mañana de ayer en La lima, Guanabacoa, por dos patrulleros. Nosotros, los familiares pedimos clemencia por este hecho tan cruel a manos de nuestra supuesta Seguridad Nacional, que de ninguna manera quede impune”.

“Un policía, un uniforme, no da derecho a asesinar de esa manera a nadie. Sabemos que los entrenan con defensa personal, deben portar spray, tonfas, etc. ¿Por qué entonces tuvieron que acudir a su arma de fuego y quitarle un hijo a una madre, a un padre, un sobrino a su tía, un hermano a su hermanita menor...? Conste JAMÁS estuvo armado, por favor, justicia”, exigió.

En entrevista con ADN Cuba, Lenia Patiño, precisó que “hasta ayer que fue cuando sucedieron los hechos, a los familiares solamente nos refirieron que él había fallecido en un altercado con dos policías, le había fracturado unas costillas y uno de ellos le disparó y lo mató”.

“No estaba armado. La familia completa y todos los que lo conocían estamos seguros de que no estaba armado”, aseguró, así como que “era buen muchacho y muy querido”. 

Siento un profundo dolor por el asesinato de mi sobrino Hansel Ernesto Hernández Galiano cometido en la mañana de ayer...

Posted by Lenia Patiño on Thursday, June 25, 2020

Patiño declaró que a su hermana “le avisaron de medicina legal la noticia del fallecimiento  de su hijo a las 12:00 p.m. y le dijeron que necesitaban de su autorización para cremar el cuerpo por el asunto de la pandemia. Y yo me pregunto, por qué si él no estaba enfermo y por otro lado, se sabe que en estos momentos lo primero que hacen es realizar la prueba de la COVID-19”.

“Mi hermana en ese momento no analizó bien y dio su aprobación para cremarlo”, dijo.

Sobre el hecho el abogado cubano, Eloy Viera Cañive, comentó en su perfil de Facebook:

“Lo que es contrario a la moral y las buenas costumbres es la reproducción de hechos como estos. Lo que es contrario al interés social es que se publicite la reprimenda a un agricultor que ha sembrado, labrado y cultivado, pero no ha cumplido con un monopolio ineficiente y no se transparente lo que ha sucedido con un ciudadano al que aparentemente una de las mejores cinco policías del mundo ha ultimado”.

En tanto, Deyni Terry Abreu, de la Alianza Unidad Racial, comentó:

“Pedimos a las autoridades, que así como se dijo en la televisión cubana hace poco, sobre el policía ultimado, que se haga un pronunciamiento sobre esto. No es posible que en la televisión llevemos un mes hablando de la muerte de George Floyd, y que hagamos mutis ante la muerte de un Joven cubano. Cuando se da muerte a una persona, es una vida que se arrebata e igual connotación debe tener un negro muerto en Cuba a manos de un policía, que muerto en Minneapolis. Estoy segura, que fue un error policial, pues de lo contrario, ya estuviesen hablando, hubiese hecho renglón editorial. En cualquier parte del mundo, LAS VIDAS NEGRAS IMPORTAN”.

Por su parte el periodista independiente, Maykel González Vivero, publicó: “La muerte de un joven a manos de la policía en Guanabacoa está verificada, no es una noticia falsa. Ocurrió y es durísimo”.

Los abusos y arbitrariedades de la policía del régimen cada vez provocan mayores consecuencias, difíciles de esconder en un contexto donde la ciudadanía denuncia en las redes sociales la represión.  El gobierno de la isla tiene la responsabilidad de esclarecer los hechos y realizar algún pronunciamiento sobre la muerte de Hansel Ernesto Hernández Galiano.