Otra nube de polvo del Sahara en Cuba y Florida
Uno de los modelos más nuevos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos detalla el recorrido e impacto de la actual nube de polvo del Sahara
Nube de polvo del Sahara
 

Reproduce este artículo

Otra nube de polvo del Sahara estará afectando a Cuba y el sur de los Estados Unidos, sobre todo al estado de Florida, entre este sábado y, al menos, el martes 28 de julio, según pronósticos de uno de los modelos más nuevos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés).

Dicho modelo proporciona pronósticos más precisos de dónde se sentirán los impactos del polvo en la calidad del aire, por lo que de ahora en adelante la preparación y la toma de medidas frente a eventos meteorológicos de esta índole pueden resultar más efectivas.

“El modelo global de investigación climática y química, denominado FV3-Chem, produce pronósticos de siete días para una gran cantidad de impactos en la calidad del aire, incluido el lugar donde el polvo generará días nublados y coloridos atardeceres, así como posibles problemas respiratorios y otros problemas respiratorios para poblaciones sensibles”, detalló en una reciente nota la NOAA, agencia científica perteneciente al Departamento de Comercio del Gobierno de Estados Unidos.

Junto a la versión más reciente del Sistema de Pronóstico Global de NOAA, el FV3-Chem pronostica la distribución de algunos contaminantes primarios del aire como humo, hollín, carbono orgánico, sulfato, partículas grandes y pequeñas de polvo y sal marina. 

Dichos contaminantes inciden también sobre el clima, por lo que el nuevo modelo, capaz de predecir el impacto atmosférico de las erupciones volcánicas, que dispersan cenizas y otras partículas en áreas amplias, servirá también para complementar los pronósticos diarios del tiempo.

Se espera que el FV3-Chem, actualmente en fase experimental, entre en operaciones cotidianas como parte del Sistema de Pronóstico Unificado a finales del actual año. En ese momento, adelantó la NOAA, pasará a denominarse GEFS-Aerosols y ofrecerá “una mejora sustancial” en el análisis y predicciones del comportamiento de las concentraciones de polvo y contaminantes primarios y genéricos conocidos como aerosoles, tal y como los contenidos en las nubes de polvo del Sahara. 

La actual nube de polvo que afecta a Cuba e incidirá mañana domingo sobre el sur de la Florida sucede en el tiempo a la de finales de junio, que recorrió todo el territorio de la isla y elevó sus habituales ya de por sí altos valores de temperatura.

Estos fenómenos meteorológicos son comunes en el Caribe y el sur estadounidense durante los meses veraniegos (junio, julio y agosto). Vienen cargados de material particulado muy nocivo para la salud humana, minerales como hierro, calcio, fósforo, silíceo y mercurio, así como virus, bacterias, hongos, ácaros y contaminantes orgánicos persistentes.

Todo ello hace necesario el uso de mascarillas faciales protectoras de las vías respiratorias y otras medidas como la protección de las fuentes de almacenamiento de agua y la ingesta de abundantes líquidos para prevenir la deshidratación.

Asimismo, las nubes de polvo del Sahara conllevan a una disminución de las probabilidades de lluvia y formación de ondas tropicales en las áreas atlánticas donde impacta.