Otra cola multitudinaria de cubanos que desafían la pandemia ¿Hasta cuándo?

Un video filmado en Mayarí, pueblo de la provincia de Holguín, muestra otra cola multitudinaria de cubanos que desafían al coronavirus porque temen más a no tener comida y otros suministros básicos
Multitudinaria cola en Mayarí durante la pademia. Foto: Print video de Twitter
 

Reproduce este artículo

Muchos son los videos y fotografías que muestran el agravamiento de la escasez en Cuba, por estos días de pandemia de coronavirus en la isla. El problema no es solamente en La Habana, la capital de la isla: un video filmado en Mayarí, pequeño pueblo de la oriental provincia de Holguín, es evidencia de una alarmante muchedumbre de personas que esperan para comprar suministros.   

El periodista de El Nuevo Herald, Mario J. Pentón, publicó un tuit con un clip de video donde se puede observar una cola multitudinaria en ese territorio oriental.

“Todo el país está sumido en la escasez y las políticas restrictivas del gobierno en la economía no presagian nada mejor”, comentó Mario J. Pentón.

En el documento audiovisual se ve una calle atestada con cientos de personas, incluyendo ancianos. Algunas de ellas llevan mascarillas de tela, pero se ve también a varias personas sin tomar ninguna medida de precaución.

La muchedumbre en el pequeño poblado de Mayarí, no es distinta de las que ocurren en cada territorio de una isla que naufraga entre la escasez, el acoso policial a los ciudadanos y las excusas de un gobierno que no puede garantizar los alimentos básicos y otros suministros de primera necesidad.

En un reportaje del Sistema Informativo de la Televisión Nacional, el gobierno de la isla reconoció esta semana lo que ADN CUBA y otros medios independientes han venido denunciando desde el inicio de la crisis sanitaria del coronavirus: la ineficiencia del régimen para acabar con las largas filas de cubanos que intentan conseguir alimentos. Está tan a la vista que hasta los medios de propaganda han tenido que mencionarla, aunque con eufemismos y justificaciones.

Este martes, un periodista oficialista hizo un reporte con imágenes y opiniones de ciudadanos en un área comercial en La Habana, donde cientos de personas esperaban en largas filas para comprar detergente, aceite comestible y otros insumos. En el barrio del Mónaco, del municipio 10 de Octubre, los vecinos afirman que esta realidad se repite “un día tras otro”.

Pero a los periodistas del noticiero oficial no le alcanzaría una hora de trasmisión para contar, aunque se atrevieran a tanto, lo que pasa en todo el país por el desabastecimiento de los productos principales en medio de una pandemia.

El video de Mayarí suma otro archivo al relato que poco se ve en la prensa estatal que hace propaganda del régimen. Como esas escenas, ADN CUBA ha ido denunciando otras desde el comienzo COVID-19 en la isla.

Esta semana, también se conoció de una cola tumultuaria en otro municipio del interior del país, a donde pocas veces llegan las cámaras de la televisión nacional. En Cruces, pueblo de la provincia de Cienfuegos, una mujer fue víctima de una estampida en una cola, cuando recibió fuertes daños por el quiebre del cristal de una tienda estatal donde venderían carne de pollo.

“En total fueron tres heridas, entre las que sobresalen una en la pierna donde recibió diez puntos de sutura, tres en puntos en la cabeza y una herida en el seno derecho”, reportó desde Cienfuegos una colaboradora de esta publicación.

Las noticias que llegan de las provincias más alejadas de La Habana, demuestran que la escasez en Cuba en medio de la pandemia, es un problema que se agrava a diario. La cobertura de los medios oficiales no logra ir más debajo de la superficie y casi siempre exculpan al gobierno de su desastrosa gestión económica.