Otero podría recibir visitas porque "no está detenido", según Tribunal

El Tribunal Provincial de La Habana negó la solicitud de Hábeas Corpus a favor de Luis Manuel Otero Alcántara: “está ingresado, no sujeto a detención o bajo proceso penal”
Otero podría recibir visitas porque "no está detenido", según Tribunal
 

Reproduce este artículo

El Tribunal Provincial de La Habana negó la solicitud de Hábeas Corpus a favor de Luis Manuel Otero Alcántara, según informó la consultoría legal, Cubalex. Esta ONG defensora de los derechos humanos, detalló que “el recurso fue notificado el 6 de mayo por la Sala 4ta del Tribunal, con escrito fechado el 5 de mayo, en el que informan que dieron curso a la petición, instruyeron a la Fiscalía y a la Policía, solicitando la información que acreditara la situación procesal” del joven artivista.

“La sala confirma que no se encuentra detenido ni procesado, sino hospitalizado desde el 2 de mayo con un diagnóstico de inanición voluntaria, con lo cual admiten que la huelga tuvo lugar, a pesar de las muchas veces que el NTV [Noticiero de Televisión Nacional] la desacreditara”, precisó Cubalex.

De acuerdo a la respuesta recibida del Tribunal, “la fiscalía comprobó que no se quebrantó formalidad ninguna, confirmando que se encuentra ingresado en una institución de salud de la provincia y no está sujeto a detención ni está bajo proceso penal y por tanto no hay presupuestos para declarar la ilegalidad de la detención”. El recurso de Hábeas Corpus fue declarado sin lugar.

“(…) acérquese al Hospital Calixto García, todo el que pueda, a visitar a Luis Manuel. Si un policía o agente de la Seguridad le impide verlo, muestre el documento del Hábeas Corpus que adjuntamos aquí. Explique que a Luis Manuel lo han expuesto en las redes sociales en perfecto estado de salud, por tanto, su retención en el hospital es arbitraria”, refirió el equipo de Cubalex en su página oficial de Facebook.

El líder del Movimiento San Isidro (MSI) continúa “recluido, aislado e incomunicado en el centro hospitalario, en contra de su voluntad, sin justificación legal alguna. Se teme a un daño irreparable para su vida, pues la única información con la que se cuenta, es la que ofrecen las propias autoridades cubanas médicas y el MININT [Ministerio del Interior], las mismas que lo retienen arbitrariamente”, denunció la ONG.

Hasta este momento no se tiene información veraz sobre el estado de salud de Otero Alcántara, desde que el pasado domingo 2 de mayo, fuera sacado de su vivienda en la localidad habanera de San Isidro, donde permanecía hacía alrededor de ocho días en huelga de hambre y sed como protesta en contra de la represión policial y la destrucción de sus obras por agentes del régimen.

“No hay una clara respecto a si ha podido tener comunicación con sus familiares o no, porque estos se niegan a hablar con la prensa. Luis Manuel tampoco ha tenido acceso a su teléfono para comunicarse con amigos o informar sobre su estado en sus redes sociales, sin que medie el régimen. La opacidad que envuelve el caso provoca que su situación sea grave, sobre todo, teniendo en cuenta que en los últimos días se ha incrementado el hostigamiento contra él y las personas que lo apoyan”, advirtió Cubalex.

El régimen cubano circuló este viernes 7 de mayo nuevas imágenes de Luis Manuel Otero Alcántara. En un video publicado en Facebook por “La página de Mauro Torres”, una cuenta asociada a la Seguridad del Estado cubano, el artista y activista aparece recorriendo espacios abiertos al interior del Hospital General "Calixto García" de La Habana, presuntamente junto al doctor Ifrán Martínez Gálvez, vicedirector quirúrgico de la entidad.

"Los materiales que fueron filmados indistintamente en horas de la mañana, reafirma la atención médica que recibe Otero Alcántara, quien en días pasados reconoció la labor de los profesionales de la salud que lo atienden", refiere la publicación, donde se asegura además que las grabaciones comenzaron a circular esta mañana en grupos de Telegram. 

En las imágenes se observa a Otero Alcántara en ropa hospitalaria y con mascarilla sanitaria, casi todo el tiempo con las manos en la espalda. La mayoría de los planos son tomados desde atrás.