“¡Basta de represión!” Músico cubano se manifiesta frente a embajada castrista en Argentina
El joven compositor cubano Luis Alberto Mariño Fernández, se manifestó frente a la Embajada de Cuba en Buenos Aires, contra la represión castrista y por la liberación del rapero Denis Solís, condenado en un proceso arbitrario a 8 meses de cárcel
Luis Alberto Mariño protesta frente a Embajada de Cuba en Argentina
 

Reproduce este artículo

El joven compositor cubano Luis Alberto Mariño Fernández, se manifestó frente a la Embajada de Cuba en Buenos Aires, contra la represión castrista y por la liberación del rapero Denis Solís, condenado en un proceso arbitrario a 8 meses de cárcel.   

“Ayer lunes volví a ir a tocar frente a la embajada de Cuba en Argentina exigiendo la liberación inmediata de Denis Solís (…), voy a ir todos los días que pueda mientras Denis esté cumpliendo la injusta condena de 8 meses que le han lanzado con total arbitrariedad y a una velocidad abrumadora en un juicio sumario”, explicó Mariño Fernández, quien publicó fotos suyas portando carteles e interpretando una pieza musical frente a la sede diplomática del régimen.

El joven añadió: “Si no puedo ir a la embajada (no vivo cerca) saldré a cualquier lugar de Buenos Aires TODOS LOS DÍAS!! Mientras Denis esté preso cada día estaré en algún lugar tocando por él y por las injusticias contra nuestro pueblo”.

El músico clásico utilizó la etiqueta #DenisSomosTodos para solidarizarse con el rapero contestatario, condenado en un proceso lleno de violaciones hace unos días.

El Tribunal de La Habana sancionó a Denis Solís a ocho meses de cárcel durante un juicio oral sumarísimo, reveló este 16 de noviembre un comunicado del Movimiento San Isidro.

“El Movimiento San Isidro sufre por tercera vez (Maykel Castillo y Luis Manuel Otero Alcántara) el peso de la injusticia y aberración del sistema judicial cubano que criminaliza la libertad de expresión y viola los derechos humanos y constitucionales de nuestros miembros”, aclaró la nota.

El Movimiento dijo que continuaría las acciones cívicas y los pasos legales para poner en libertad al músico, por el cual varios opositores salieron desde el viernes a la calle y fueron reprimidos por agentes de seguridad del régimen, en una jornada de represión que llamó la atención de expertos jurídicos, ciudadanos solidarios y la prensa independiente.

Desde Argentina Mariño Fernández, compositor de prestigio entre las nuevas hornadas de músicos clásicos de la isla, está convencido de que “luchando por él [por Denis] estamos protegiendo a nuestros amigos, para que la dictadura cubana sepa que su arbitrariedad sí tiene costos”.

“Esto es una manifestación personal y no tiene una lógica masiva. Mi performance es estar solo, tocando la viola frente al edificio (bastante grande y ostentoso, por cierto) de la embajada cubana como símbolo de la indefensión y la vulnerabilidad que en ese momento padece Denis y todos los que están luchando por su liberación. Y como dije anteriormente, por la vulnerabilidad en general que padece nuestro pueblo: ¡Basta ya! ¡La dictadura tiene que ceder, tienen que parar!”

Mariño Fernández confiesa que no es “optimista” respecto a que la dictadura cubana sea receptiva con los pedidos ciudadanos, pero cree que “manifestarnos de la forma que sea en donde sea, ejerce una invisible presión y quizás en algún momento estos gestos pequeños y simples logren lo que tanto queremos, un país con un gobierno que respete los derechos fundamentales un país con democracia”.

“Convencido de esto, invito a todos los que creen en los valores de la Libertad de Expresión y el respeto que cada ser humano merece, a compartir y a generar iniciativas personales o grupales. Que la solidaridad no tenga límites, Denis y todos nuestros hermanos en Cuba nos necesitan”, concluyó en su post y video.