Omara Ruiz Urquiola logra salir de Cuba

La activista y exprofesora universitaria cubana, anunció que logró viajar al extranjero
Omara Ruiz Urquiola. Foto: Facebook
 

Reproduce este artículo

La activista y exprofesora universitaria cubana, Omara Ruiz Urquiola, anunció este sábado 23 de diciembre que logró viajar al extranjero. En su perfil en Facebook la opositora al régimen castrista publicó: “Voy saliendo, gracias. VIVA CUBA LIBRE”.

El pasado día 22, Ruiz Urquiola denunció en otro post que compartió en redes sociales, que las autoridades migratorias no le habían permitido salir de la isla.

“Me dicen en la aerolínea que mi prórroga está vencida y que vaya a Emigración que ellos me autorizarán. Obvio, no me dejaron viajar. Mi cita médica es el lunes”, cuestionó la activista.

El trámite de prórroga se realiza habitualmente en el mismo aeropuerto, recordó la opositora, pero el gobierno cubano aprovechó la situación para impedirle viajar. La exprofesora universitaria padece de cáncer y se atenderá en EEUU.

La víspera, Urquila recordó que este impedimento podía ocurrir, pero ella estaba dispuesta a enfrentarlo. “Acaben de entender que nací libre, y que aún en la celda, yo soy libre. Voy a donde quiero, hablo con quien quiera, digo lo que me parece, planto cada vez que sea necesario, frontal, con rectas de las que rompen guantes”, declaró.

Urquiola fue una de las manifestantes que estuvo acuartelada en la sede de Damas 955, cuando el Movimiento San Isidro se declaró en huelga de hambre para exigir la liberación del músico contestatario Denis Solís, que aún continúa preso.

A inicios de este año, la opositora la emprendió -como de costumbre- contra el régimen castrista al recordarle que ella es libre, a pesar de vivir en una cárcel.

“Acaben de entender que nací libre, y que aún en la celda, yo soy libre. Voy a donde quiero, hablo con quien quiera, digo lo que me parece, planto cada vez que sea necesario, frontal, con rectas de las que rompen guantes”, declaró.

“Estoy herida, pero la muerte la decidirá Dios, y eso escapa al entendimiento precario que les permite tragar y balbucear. Si intentan el menor irrespeto el viernes en el aeropuerto, les voy a virar la vida al revés, la que me queda es para gastarla contra ustedes. Me sobran hace rato, si me regalan el argumento me van a conocer”, agregó.