"Nunca he tenido problemas con la Revolución": Virulo

Virulo concedió una entrevista al canal Russia Today, reconocido por su apoyo a gobiernos como los de Cuba, Venezuela e Irán, donde matizó algunas de sus declaraciones la semana pasada.
 

Reproduce este artículo

El humorista cubano Alejandro “Virulo” García, envuelto recientemente en una polémica con colegas de la isla, afirmó este 17 de mayo que nunca ha tenido “ningún problema con la Revolución”.

En entrevista concedida al canal Russia Today, reconocido por su apoyo a gobiernos como los de Cuba, Venezuela e Irán, Virulo agregó que tampoco había tenido “problemas ideológicos” y que se fue de la isla para acompañar a su esposa. Ambos residen en México.

También matizó su opinión emitida la semana pasada en el programa oficialista La Pupila Asombrada, en el cual dijo que el buen humor había acabado en Cuba con su partida al país centroamericano.

Esta vez, Virulo aseguró al periodista Oliver Zamora que no sabía si el humor cubano hubiese mejorado de quedarse en la isla.

“El humor cubano [actual] tiene que ver con la situación económica y la pirámide invertida. La gente de más nivel cultural y la gente que más apreciaba ese humor elaborado, sencillamente no tenía dinero para ir a los centros nocturnos donde se hacía humor”, declaró.

Según dijo, la mayoría de los que cultivan ese género en centros nocturnos, donde mejor se paga a los humoristas, no tienen calidad suficiente y se acoplan el gusto del público que frecuenta esos lugares.

A la pregunta de Zamora “¿tiene el humor límites, zonas sagradas?”, Virulo contestó: “El humor es subversivo, el humor nunca está al servicio del poder. El humor está al servicio de sí mismo”.

La entrevista al reconocido humorista cubano llega a la saga de una polémica entre cultores del género en la isla por sus declaraciones a la prensa, donde dijo que el humor se había “abaratado” allí y sugirió que su partida cerró el ciclo de humor culto iniciado en la década del 80.

Varios colegas reaccionaron a las declaraciones de Virulo; muy comentada fue la intervención de Osvaldo Doimeadiós, uno de los más grandes actores cómicos de la isla y Premio Nacional del Humor 2012.

Virulo “no ha perdido oportunidad en sucesivas entrevistas en los periódicos nacionales y publicaciones digitales de despotricar de todo lo que hacemos los demás en Cuba”, declaró Doimeadiós.

Respecto su menosprecio del trabajo del Centro Promotor del Humor, ripostó Doimeadiós: “Excepto este último año de pandemia, en que hemos recibido una ayuda del Estado, casi todos los meses, el resto del tiempo, no hemos sido una carga (…) En esos años noventa, que el entrevistado omite con toda intención, le recuerdo que salieron grupos y solistas tan importantes para el humor…”.

Virulo comenzó su carrera artística en 1973, como miembro fundador de la Nueva Trova. En 1981 se graduó de arquitecto y en 1983 fue nombrado director del Conjunto Nacional de Espectáculos de Cuba hasta 1992. En 1989 fundó y dirigió el "Centro Nacional de Promoción del Humor".

En la década del 90, García se asentó en México junto a su esposa. En los últimos meses ha compuso temas afines al gobierno cubano, donde criticó al expresidente Donald Trump y al Movimiento San Isidro.