Beatriz Batista: “Nuestra causa es noble, justa y humana”

La joven defensora del bienestar animal en Cuba comentó sobre el diálogo con funcionarios del Ministerio de Agricultura y denunció las campañas de descrédito contra activistas
 

Reproduce este artículo

Beatriz Batista detalló en sus redes sociales sobre la protesta pacífica que realizaron alrededor de una veintena de activistas por los derechos de los animales, a las afueras del Ministerio de Agricultura de Cuba (Minag) el pasado día 19 de febrero, exigiendo por el postergado Decreto Ley de Bienestar Animal.

“No estábamos dispuestos a tolerar más asesinatos sin un amparo legal en Cuba”, afirmó la joven, una de las más conocidas dentro del movimiento de animalistas en la isla.

Batista, directora de El Refugio (revista cubana sobre los animales), comentó detalles sobre cómo transcurrió el encuentro con altos funcionarios del Minag tras el plantón, y las promesas que realizaron.

En su publicación en Facebook, denunció además, los acosos, amenazas, arrestos arbitrarios, campañas de descrédito… orquestados por la Seguridad del Estado contra activistas.

“Lo importante de todo lo ocurrido es que febrero se pintó de Animalista y Cuba tendrá un Decreto Ley de Bienestar Animal SÍ O SÍ”, subrayó Batista.

A continuación compartimos íntegramente su testimonio, tomado de su perfil en Facebook:  

A raíz del crimen cometido con Pasito (perrito que fue utilizado de sparring = animales destinados para ser asesinados por perros entrenados para pelear, luego, lo tiraron en un saco en la basura y le amordazaron la boca) los animalistas determinamos que teníamos que hacer algo al respecto y que no estábamos dispuestos a tolerar más asesinatos sin un amparo legal en Cuba.

En dos días y de manera clandestina, más de 20 activistas por los derechos animales decidimos manifestarnos frente al Ministerio de la Agricultura, sin líder o líderes porque el dolor y las ansias de hacer justicia eran protagonista.

Resulta importante aclarar en este escrito que en Noviembre de 2020 estaba prevista la aprobación del Decreto Ley de Bienestar Animal y que fue pospuesta para Febrero de 2021.

El 30 de noviembre de 2020, los animalistas habíamos organizado también una manifestación clandestina, pero entre nosotros se encontraba un topo que nos traicionó. Los carteles utilizados en esta manifestación pacífica de Febrero estaban impresos desde hacía 3 meses.

Este 18 de Febrero el Consejo de Estado aprobó 3 decretos-leyes y ninguno era el de Bienestar Animal. Vale resaltar que es inusual que el Consejo de Estado se vuelva a reunir, por ello nuestra necesidad de manifestarnos por los que no tienen voz.

Todos fuimos vestidos de negro porque estábamos/estamos de luto ante tantas injusticia y calamidades hacia los animales.

Una vez, frente al Ministerio sacamos nuestros carteles, y se leía: ¿Dónde está la Ley de Bienestar Animal? #SomosProtectoresdeAnimales #CubaContraelMaltratoAnimal. Desde todas las ventanas del Ministerio se asomaban personas y su entrada parecía un enjambre de hormigas. Los animalistas estábamos respetando todas las medidas: a un metro de distancia y con dos nasobucos puestos. Se nos acercó el Director Jurídico Orlado Díaz Rodríguez con mucha educación a invitarnos a un diálogo adentro del Ministerio y nosotros aceptamos. En ese preciso momento la Seguridad del Estado se llevó de manera violenta al periodista independiente Héctor Luis Valdés y empujó al Jurídico luego de plantearnos la oportunidad de dialogar.

Ante el ambiente hostil, una de las Protectoras Patricia González, se tuvo que retirar hacia una clínica debido a que le subió la presión y su salud estaba comprometida.

Cuando íbamos a entrar al lugar salieron un grupo de personas que nos superaban en número a gritar consignas (Viva Fidel) que no tenían nada que ver con nuestro reclamo.

Así no nos entendíamos y retornamos a nuestra posición de protesta hasta que no despejaran el área y nos respetaran. Afortunadamente, escucharon nuestra petición y pudimos acceder al salón donde todos entramos excepto una Protectora que se quedó afuera con todos nuestros teléfonos para que no fueran intervenidos como en fechas pasadas.

En el salón, los funcionarios del Ministerio acondicionaron el lugar con unas cámaras enormes: nos filmaban y nos hacían fotos sin nuestro consentimiento. Entonces, no estábamos en igualdad de condiciones, por lo que buscamos a la Protectora que permanecía afuera y tomamos nuestros teléfonos celulares.

Al principio, no se nos prohibió grabar hasta que a alguien le molestó y nos pidieron que no lo hiciéramos. Sin embargo, por parte del Ministerio continuaron tomando imágenes y a medida que pasaba el tiempo se incorporaba la prensa oficialista a la reunión.

Estaban al mando del diálogo por parte del Ministerio: Orlando Díaz (Director Jurídico), Ydael Jesús Pérez (Viceministro Primero de la Agricultura) y Yobani Gutiérrez (Director Nacional de Sanidad Animal) quienes todo el tiempo se mostraron con mucha educación.

El diálogo entre ambas partes fue bueno y provechoso. Mientras sucedía la reunión, 2 Protectoras de animales llegaron hasta el Ministerio como símbolo de apoyo. Una de ellas iba a participar en la manifestación pacífica, pero llegó tarde. Ella junto con su novio llevaba de manera impresa imágenes gigantes de todos los crímenes animales, pero la Seguridad del Estado le impidió permanecer afuera y de forma agresiva los esposaron como si fueran delincuentes y los trasladaron hasta la estación de policía de Zapata y C bajo un interrogatorio absurdo e irrespetuoso donde la Seguridad del Estado me tachaba (Beatriz Batista) como la figura pública más influyente de la contrarrevolución en la lucha animalista desde 2018. Lo anterior, y aunque no merece aclaratoria, es FALSO E INDIGNANTE.

Así mismo sucedió con Merlyn Cruz Acosta, que por el solo hecho de querer esperarnos a la salida, la montaron en una patrulla hasta una estación de policía en 10 de Octubre donde permaneció desde las 11 de la mañana hasta las 3 de la tarde bajo una carta de advertencia.

Simultáneamente estábamos nosotros en el Ministerio abogando por los derechos animales y los 3 funcionarios dieron su palabra de que antes del 28 de febrero nuestro país contará con la aprobación de un Decreto Ley de Bienestar Animal.

El Presidente Nacional de Sanidad Animal, especialmente, reafirmaba lo anterior con hincapié y dio su palabra, que con el decreto se iban a solucionar la mayoría de los problemas que desde 2016 de forma activa hemos denunciado y que no hemos tenido respuestas; dígase: campañas de esterilización, de comunicación, cambio de programa de los centros de Zoonosis en todas las provincias, clínicas veterinarias, farmacias veterinarias, penalizaciones ante el maltrato animal y asesinato, etc... Lo que demuestra que NO siempre al gobierno le ha interesado el Bienestar Animal, sino que ha sido por la presión y voluntariado de la comunidad animalista.

Antes de salir expusimos nuestras molestias por las detenciones al periodista y a las Protectoras, y exigimos garantías legales que una vez en la calle no atentaran contra nuestra integridad física ni que nos hicieran otro acto de repudio. Todo fluyó de manera positiva.

Frente al ministerio se encontraba una perrita destruida, que no podía caminar. Rápidamente la protectora Sheyla Chirino gestionó un hogar temporal y se demostró una vez más con ese gesto que nuestra causa es noble, justa y humana.

Todos los animalistas llegamos bien a nuestras casas, excepto las dos Protectoras y el periodista quienes fueron víctimas de una represión.

Al día siguiente, 20 de febrero, los animalistas Verónica Vega y Yasser Castellanos tenían frente a su casa una patrulla y estaban en prisión domiciliaria. A mi casa se apareció una mujer supuestamente de "salud pública" que quería entrar (y entró) a revisar tanques y bandeja del refrigerador. Además, permaneció por un gran tiempo custodiando mi hogar.

Importante denunciar todos los perfiles falsos que en menos de 24 horas han lanzado una campaña sucia y de descrédito hacia miembros de la comunidad animalista, particularmente al Protector Freddie Filo, Leidy Laura Hernández, su esposo Omar Mena y a mí (Beatriz Batista).

Denunciamos también todas las mentiras expuestas en el programa de Ota Ola debido a que nuestro acto de amor y justicia para/por los animales no fue un montaje y mucho menos fue financiado por la Seguridad del Estado. Como mismo denunciamos que la Seguridad del Estado nos tilde de mercenarios y de hacer contrarrevolución cuando nuestro único fin es el Bienestar Animal en Cuba.

Lo importante de todo lo ocurrido es que Febrero se pintó de Animalista y Cuba tendrá un Decreto Ley de Bienestar Animal SÍ O SÍ.

EN LA UNIÓN ESTÁ LA FUERZA Y AHORA NUESTRA TAREA MAYOR ES HACER CUMPLIR LA LEY DE BIENESTAR ANIMAL EN CUBA.