Bruguera sobre acto de “reafirmación”: no podrán borrar el dolor ni los golpes

La artista consideró que el acto y quienes participen en él no podrán borrar el dolor de las madres que no han podido ver a sus hijos encarcelados, los golpes propinados por policías y militares, ni podrán devolver la vida a los que el gobierno se las quitó con su represión
Tania Bruguera
 

Reproduce este artículo

La artista cubana Tania Bruguera, uno de los líderes del activismo político en la isla, afirmó este sábado que el acto de “reafirmación revolucionaria” organizado por el régimen en La Piragua, en La Habana, es un despropósito en medio del pico pandémico que se vive y un evento que no borrará el dolor tras todo lo ocurrido el 11 de julio. 

“No importa cuanta gente venga hoy al acto convocado por el PCC (Partido Comunista), no podrán borrar el dolor de las madres que no han podido ver a sus hijos encarcelados, los golpes propinados por policías y militares ni podrán devolver la vida a los que el gobierno con ‘La orden está dada’ dejó sin vida”, escribió Bruguera.

En un post en su perfil de Facebook, la artista, uno de los rostros más visibles del Movimiento 27N, surgido tras el plantón de centenares de artistas e intelectuales frente a la sede del Ministerio de Cultura del régimen el pasado 27 de noviembre, comentó que recorrió durante la madrugada el Malecón habanero y vio cómo algunos trabajadores y estudiantes convocados al “Acto de Reafirmación” comenzaban a llegar.

“En estos días hemos visto muchas personas armarse de palos, ahí también comienzan a llegar disfrazados de pueblo, hemos visto boinas negras, militares, seguramente vestidos de civil, ahí comenzarán a llegar. Pero sepan que hoy entre ese grupo no llegarán estudiantes de la Universidad y trabajadores que han expresado públicamente su inconformidad a este llamado obligado, pues no se trata de una manifestación espontánea y porque no los están cuidando en medio de una pandemia donde se está enfrentando una nueva crisis sanitaria debido a una nueva variante del virus más mortífera y contagiosa”.

“Ellos exigen hoy el entendimiento pacífico y el respeto a libertades individuales, y nosotros con ellos”, subrayó la también fundadora del Instituto de Artivismo Hannah Arendt (INSTAR).

“Libertad a los presos de conciencia cubanos que hoy incluyen a todos los manifestantes del 11J, a los que se encuentran desaparecidos y arrestados, a los manifestantes de Obispo, a Maykel Osorbo, a Esteban Rodríguez, a Luis Manuel Otero, a Luis Robles, a Leonardo Romero Negrín, a Hamlet Lavastida, a Neife Rigau, a Iris Mariño, a Henry Constantin Ferreiro, pero, sobre todo, a los menores de edad que se encuentran en las cárceles cubanas por manifestarse pacíficamente y los que no siguieron las órdenes de enfrentarse físicamente al pueblo de Cuba”, concluyó.

Este sábado, más de 100 mil cubanos según cifras de medios oficialistas se congregaron en la emblemática Piragua del Malecón habanero para mostrar su apoyo al régimen y su rechazo a las manifestaciones públicas y disidencias al mismo, las cuales, alega el discurso oficial, son resultado de campañas y provocaciones que buscan la desestabilización.

El acto fue explícitamente organizado para contrarrestar las manifestaciones que se produjeron entre el 11 y el 14 de julio, en las que miles demandaron un cambio político al grito de “libertad”, “abajo el comunismo” y “patria y vida”.