Mueren cuatro embarazadas por COVID-19 en Cuba

"Estas muertes maternas significan un dolor muy grande para la familia, como todas las demás, pero con la connotación especial que tienen estas muertes”, se limitó a decir Durán en su conferencia, sin ofrecer mayores datos sobre los casos
Embarazadas en Cuba, imagen ilustrativa. Foto: Eduardo Palomares/Granma
 

Reproduce este artículo

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron la muerte de otras cuatro embarazadas por complicaciones derivadas de la COVID-19, enfermedad que sigue al alza en la isla pese a las medidas adoptadas por el régimen y la vacunación con fórmulas de producción nacional.

En su conferencia matutina para informar sobre la propagación de la pandemia, el director nacional de Higiene y Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap), Francisco Durán, se refirió a los fallecimientos de las gestantes, pero sin ofrecer datos sobre los casos ni describir la evolución clínica hasta los decesos.

El galeno se limitó a referir el lugar de residencia de las finadas. Según dijo, las embarazadas vivían en Palmira, provincia de Cienfuegos; Campechuela, Santiago de Cuba; Arroyo Naranjo, La Habana; y Florida, Camagüey.

“Lamentamos mucho todos estos fallecimientos. Estas muertes maternas significan un dolor muy grande para la familia, como todas las demás, pero con la connotación especial que tienen estas muertes”, afirmó Durán.

En lo que va de agosto, el Minsap ha informado de la muerte de varias embarazadas y puérperas, aunque siempre sin dar detalles individualizados ni comentar sobre el estado de los bebés.

La pasada semana, dos mujeres cubanas que recién habían dado a luz fallecieron como consecuencia de la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2. En ese entonces, Durán, en nombre de las autoridades sanitarias, dijo lamentar el fallecimiento de las dos puérperas.

“Muy lamentable. Todo es triste, pero realmente cuando fallecen dos puérperas tiene una connotación diferente”, aseveró.

Este sábado las cifras oficiales del coronavirus en Cuba dan cuenta de 8816 nuevos casos de COVID-19 y la muerte de otras 83 personas como consecuencia de la enfermedad, incluyendo las cuatro gestantes.

Con los nuevos incrementos, el acumulado de casos desde el inicio de la pandemia en la isla, en marzo de 2020, asciende a 509 032, mientras que las muertes suman 3925.

Según el Minsap, cuyos datos han sido puestos en entredicho en varias ocasiones por cubanos de dentro y fuera de la isla, sobre todo en lo que a fallecimientos se refiere, 94 124 personas permanecen ingresadas con motivo de la enfermedad viral. De ellas, 40 790 son casos confirmados y activos, mientras que 48 848 son sospechosas de un eventual contagio.

En los servicios de cuidados intensivos permanecen ingresadas 485 personas, de las cuales 146 son reportadas en estado crítico y 339 como graves.