La Habana: Denuncian muerte de un perro por negligencia policial

BAC denuncia la muerte de un perrito en La Habana, cuando su dueño lo llevaba a una clínica veterinaria y la policía se lo impidió
BAC denuncia la muerte de un perrito en La Habana, cuando su dueño lo llevaba a una clínica veterinaria y la policía se lo impidió
 

Reproduce este artículo

La organización Bienestar Animal Cuba (BAC) denunció este 16 de junio la muerte de un perro en La Habana, cuando su cuidador se dirigía a un establecimiento veterinario y agentes policiales no lo permitieron.

Según relató BAC en sus redes sociales, el dueño de la mascota se dirigía temprano esta mañana a la clínica Carlos III a atender al perrito que se encontraba grave por una gastroenteritis y la policía lo paró metros antes del lugar.

"Él les suplicó que lo dejaran llegar y la policía (carro 1650 auto escuela) mantuvo una actitud indolente dando al traste con la vida del perrito el cual falleció en el lugar", agregan.

"Era muy triste ver la escena del muchacho llorando a su perro. Cuánta insensibilidad hacia nuestros animales y hacia las personas, como este muchacho, que los amamos como familia", concluye la publicación de Facebook.

Imagen del incidente:

 

El post tiene más de un centenar de comentarios lamentando la negligencia policial en este caso.

No es la primera vez que ocurre un incidente de ese tipo en la Isla.

Animalista condena muerte de perro en Cuba por 'negligencia policial'

En marzo de este año, varios videos mostraron la muerte de un perro en La Habana, luego de que la policía impidiera a los dueños llevarlo a una veterinaria para salvarlo, comprobó ADN Cuba.

Tras ponerse en contacto con la persona que grabó las imágenes, Evelyn Corrales, nuestro medio supo que los hechos ocurrieron en la noche del 24 de marzo. Los agentes la detuvieron a ella y su acompañante, mientras transportaban al animal agonizante, un pitbull, de 11 meses.

La persistencia de los agentes impidieron que Corrales y su acompañante pudieran llegar hasta la clínica de Carlos Tercero antes de que muriera la mascota Kimani. Puede verse cómo la joven comienza a llorar a los pocos minutos de que la policía les permitiera continuar camino, al comprobar la muerte del animal.

"Me impidieron llegar a la clínica de Carlos 3ro... Se murió mi perro, pero eso no les bastó y me hicieron ir con el perro muerto en la moto desde 10 de octubre hasta la estación de Aguilera... Tuve que botar el cuerpo de mi perro en un río por el que pasamos para no seguir sufriendo la burla por la que estaba pasando, además de perder a mi perro... No hay conciencia", escribió Corrales.