Muere otro médico cubano en Venezuela y el régimen sigue en silencio
El médico cubano Pedro Milán, especialista en traumatología, murió en Venezuela por la COVID-19. Es el tercer profesional sanitario de la isla que fallece en aquel país, en poco más de una semana, sin que el régimen de La Habana, su Ministerio de Salud Pública o los medios de prensa estatales lo mencionen
Médico cubano Pedro Milán, muerto en Venezuela. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El médico cubano Pedro Antonio Milán Barreiro, especialista en traumatología, murió en Venezuela por la COVID-19. Es el tercer profesional sanitario de la isla que fallece en aquel país, en poco más de una semana, sin que el régimen de La Habana, su Ministerio de Salud Pública (Minsap) o los medios de prensa nacionales lo mencionen.    

Este lunes 31 se confirmó el deceso del santiaguero, de 56 años de edad, en el estado Apure. Allí se encontraba siendo integrante de la “misión médica” enviada a trabajar como parte del lucrativo negocio entre ambos gobiernos autoritarios.

Según una radio local, Milán estuvo varios años trabajando en el centro de diagnóstico integral de la población de San Juan de Payara, capital del municipio Pedro Camejo. Luego fue trasladado al Centro de Diagnóstico Integral (CDI) 19 de abril de San Fernando, donde laboraba hasta el momento de su fallecimiento.

Pedro Milán se vio obligado a desempeñarse “no solo en el área de traumatología sino también en los servicios de medicina general y medicina interna”.

El medio citado, explica que “probablemente se habría contagiado del nuevo virus porque estuvo atendiendo a cientos de personas que acudían a este centro, ya que es uno de los pocos sitios dispuestos para realizar las pruebas rápidas” de la COVID-19 en la capital apureña.

En Cuba, varios colegas y amistades han expresado sus condolencias, algunas señalando el sinsentido de ir a morir en tierra extraña, por necesidades económicas. Yolanda Martínez escribió en Facebook que "no existen palabras ni dedicatorias válidas para él, ahora que el velo de la muerte le impide ver la luz. El momento era antes, cuando día a día se entregaba como profesional... como ser humano a quien lo necesitara sin interés ni distinción alguna".

Añadió que el doctor Milán "se merecía años de vida con su familia, en su país, una vida digna y decorosa... con una Especialidad en Ortopedia y Traumatología bien remunerada que le permitiera hacerlo".

Hasta la fecha la ONG Médicos Unidos de Venezuela reporta 115 trabajadores de la salud que han muerto por complicaciones del coronavirus.

La emisora venezolana informó que “siguen haciéndole un llamado a las autoridades sanitarias a proveer de equipos de bioseguridad a estos profesionales que siguen poniendo en riesgo sus vidas”.


El pasado 24 de agosto, ADN Cuba informó que el enfermero Yoel Rodríguez, de 46 años y natural de Pinar del Río, murió en el CDI “Fabricio Ojeda” de Puerto La Cruz, estado de Anzoátegui, “tras una larga batalla contra la Covid-19”, precisó el presidente de la Asociación de Cubanos Residentes en Venezuela (Acreven).

En las redes sociales médicos, enfermeros y amigos en general comparten fotos del cubano dando el pésame a su familia, y recordando al enfermero, muy querido por sus colegas.

“Hoy la enfermería pinareña está de luto, ha fallecido un gran amigo, un colega, un gran enfermero (…) Hoy esta terrible pandemia que azota al mundo, acabó con su vida pero su recuerdo, su actitud, su valía, su carisma siempre vivirá en nosotros. La Enfermería pinareña nunca te olvidará”, publicaron en la página de la Sociedad Cubana de Enfermería en Pinar del Río.

El 27 de agosto se supo que Leonel Rafael Batista Hierrezuelo, de tan solo 28 años, fue el segundo profesional sanitario de la isla en fallecer en menos de una semana en aquella nación por la misma causa. El periódico oficialista Sierra Maestra, de la provincia Santiago de Cuba, confirmó la noticia en sus redes y expresó brevemente que "se suma al triste adiós al joven médico santiaguero que falleció en la República Bolivariana de Venezuela, donde cumplía misión internacionalista".

A pesar de que los casos diarios de coronavirus en Cuba se mantienen altos, con el reporte este 1 de septiembre de un nuevo fallecido (lo que eleva la cifra a 95) y 33 casos nuevos, para un total de 4065, el régimen cubano se mantiene enviando profesionales sanitarios a Venezuela y otros países, como parte de su negocio de servicios médicos.

El 16 de agosto el Ministro de Salud de Venezuela, Dr. Carlos Alvarado anunció a través de su cuenta en Twitter que arribaron a este país, “212 médicos cubanos para sumarse a la Misión Barrio Adentro con el objetivo de luchar contra el coronavirus”.

“En nombre del presidente Nicolás Maduro, del Ministerio del Poder Popular para la Salud y el pueblo venezolano, quiero darles la más cordial bienvenida a Venezuela, su casa, nuestra casa”, dijo el funcionario del régimen venezolano.

“La semana próxima llegaremos a 500 colaboradores cubanos y luego en septiembre a mil, en este convenio de hermanos, con esos dos gigantes que están en la foto: Fidel Castro y Hugo Chávez, ellos crearon este convenio, esta unión que día a día se solidifica”, aseguró el Ministro de Salud venezolano, aludiendo a contratos relacionados con la explotación directa de médicos cubanos, ya que el gobierno de La Habana se queda entre el 70 y 90% del salario de los profesionales de la isla.