Ángel Moya: “nunca pediré permiso para ejercer mis derechos”

El opositor y exprisionero político consideró que el 20 de noviembre hay que marchar y alzar la voz “con o sin permiso”
Ángel Moya
 

Reproduce este artículo

El opositor y exprisionero político cubano Ángel Moya afirmó este viernes que nunca pedirá autorización o permiso alguno a las autoridades del régimen de la isla para ejercer sus derechos ciudadanos, políticos y civiles.

En el contexto de las notificaciones a los gobiernos locales de varias provincias que cubanos agrupados en la plataforma “Archipiélago” han hecho para manifestarse el 20 de noviembre, Moya consideró en un post en su perfil de Facebook que ese día hay que alzar la voz “con o sin permiso”.

“Un grupo de cubanos ha pedido permiso al régimen de Cuba para manifestarse contra él. Yo soy de los que nunca han pedido, ni pediré, permiso para ejercer mis derechos”, consideró Moya.

“En mi opinión, creo que si el régimen no da el permiso, los que lo pidieron deben de salir a ejercer sus derechos. Apoyo y coincido con los que dicen: Ese día hay que salir sin permiso o con permiso (cada cual con su opción)”, agregó.

El post de Moya ha generado decena de reacciones y comentarios, así como aclaraciones de algunos de los involucrados en la iniciativa del 20 de noviembre. El cubano Yasmany Puga, comprometido con la manifestación programada en la provincia de Villa Clara, explicó mediante un comentario que “para el 20N nadie ha pedido permiso”. 

“El documento que se entregó es una notificación”, aseguró Puga, a lo que Moya respondió que era una “buena aclaración” y que sería conveniente hablar sobre el tema, porque muchos cubanos no “están claros” sobre cómo se producirán las manifestaciones del 20 de noviembre.

“Yo no los critico, yo lo que digo es que hay que salir con o sin permiso”, sentenció Moya.

Hasta el momento, en al menos siete provincias activistas y otros miembros del grupo de la sociedad civil Archipiélago, fundado por el dramaturgo y actor Yunior García, han entregado cartas de solicitud para realizar la marcha del 20 de noviembre.

El movimiento a favor de los derechos humanos y libertades en Cuba que surgió tras las protestas del 11 y 12 julio pretende manifestarse cinco días después de que el régimen se abra al turismo internacional para expresar su descontento ciudadano y sus exigencias de democratización, respeto y espacio para todos, con independencia de posiciones políticas.

El castrismo ha respondido a quienes se organizan para marchar con varios textos contra García publicados en el medio oficialista Razones de Cuba, así como con detenciones contra algunos de los implicados como el director del Comité Ciudadano por la Integración Racial (CIR), Juan Antonio Madrazo Luna; el rapero Osvaldo Navarro, conocido como Navy Pro; y el reconocido opositor Manuel Cuesta Morúa, vicepresidente del Consejo para la Transición Democrática en Cuba (CTDC).