Ministro asegura que nueva tarifa eléctrica es "justa y equitativa"

Pese a los intentos del régimen por aplacar los caldeados ánimos de la población, la molestia continúa
Ministro asegura que nueva tarifa eléctrica es "justa y equitativa"
 

Reproduce este artículo

Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y jerarca de Economía y Planificación, aseguró este lunes que la nueva tarifa eléctrica de Cuba es "justa y equitativa".

En declaraciones publicadas por el periódico oficialista Granma, el funcionario del gobierno dijo que "la fórmula que se ha buscado es la más justa, equitativa, parte de nuestros principios de justicia social y toma en cuenta la protección de las capas de menores ingresos de la población".

De acuerdo con el ministro, es falso que este nuevo precio sea porque no hay combustible.

"Para nada la nueva tarifa está relacionada con que no haya disponibilidad de combustible o que se trate de disminuir la demanda aumentando el precio, lo cual sería aplicar una política de choque para llevar a las personas a un ahorro forzoso, haciéndoles inaccesible el servicio, algo sin sentido", agregó.

Asimismo, como dicen desde el poder desde años y en la práctica no cumplen, Gil Fernández aseguró que no habrían apagones el próximo año.

Por su parte, Marino Murillo, jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos, explicó que una familia que gaste 100 kw pagará 40 pesos; la que consuma 150, pagará 105 pesos; los que gasten 200, abonarán 192 pesos; mientras la que consuma 300, pagará 542 pesos; y la que gaste 350, abonará 917 pesos, tramos que incluyen al 89% de los clientes.

Pese a los intentos del régimen por aplacar los caldeados ánimos de la población, la molestia continúa. Desde el pasado 10 de diciembre con el anuncio de la unificación monetaria reina gran incertidumbre en el país.

La electricidad en Cuba es proveída totalmente por el Estado a precios que define como subsidiados y a partir de enero, con el inicio del “ordenamiento”, estos aumentarán en más de cuatro veces para el sector residencial.

La tarifa actual establece un costo de nueve centavos para los primeros 100 kilowatts por hora (kWh) de consumo, 30 centavos para los siguientes 50, 40 para el tramo de 151 a 200, 60 para el de 201 a 250, 80 para el de 251 a 300 kWh, y así va aumentando progresivamente hasta establecer el pago de cinco pesos cubanos por cada kWh que rebase la cantidad de 5000. 

En cambio, la tarifa que se hará vigente a partir de enero, por acuerdo del Consejo de Ministros hecho público este 10 de diciembre en la Gaceta Oficial de la República, establece un costo de 40 centavos para los primeros 100 kWh de consumo en los hogares de la isla.

Los siguientes 50 kWh tendrán un costo de 1,30 pesos, mientras que los del tramo de 151 a 200 valdrán 1,75 y tres pesos los ubicados entre 201 y 250. Así, respecto a la tarifa precedente, todos los tramos incrementan su costo en poco más de cuatro veces.