Mientras miles de turistas acuden a Varadero, Cárdenas confirma un caso de coronavirus sin fuente de infección conocida
Entre los casos de coronavirus confirmados este sábado, se encuentra una ciudadana cubana de 79 años de edad, residente en Cárdenas sin fuente de infección conocida.
Varadero
 

Reproduce este artículo

Este domingo el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba confirmó un caso de coronavirus sin fuente de contagio conocida en Cárdenas, después de varios meses sin que ese municipio matancero reportara ningún paciente de la COVID-19.

A la vez, los medios oficiales del régimen cubano han informado que más de 62 000 turistas nacionales pernoctaron en hoteles de Varadero en los primeros 12 días de agosto, según datos del Ministerio del Turismo (Mintur) publicados por la agencia estatal Prensa Latina.

Según Ivis Fernández, delegada del Mintur en Matanzas, el polo turístico más importante de Cuba, ubicado a pocos kilómetros de Cárdenas, recibe 5180 vacacionistas diarios, distribuidos en las 15 instalaciones que se encuentran en funcionamiento a pesar de la pandemia de coronavirus.

De acuerdo con esa fuente, 9000 trabajadores del sector turístico se han capacitado en las medidas de bioseguridad, para evitar contagios del coronavirus SARS-CoV-2 de los visitantes y de los propios empleados.

Aun así, los casos de COVID-19 se han disparado en la Isla en un repunte sin precedentes de la enfermedad en territorio nacional. Asimismo, los casos sin fuente de infección conocida han aumentado ostensiblemente.

Este domingo, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba sumó otros 24 casos de coronavirus, lo que eleva a 3316 el número total de personas diagnosticadas con la COVID-19 en la Isla desde la detección de la enfermedad en el territorio nacional el pasado 11 de marzo.

Entre los confirmados hasta el cierre de este sábado, se encuentra una ciudadana cubana de 79 años de edad, residente en Cárdenas, informó el MINSAP.

De acuerdo con el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología de esa entidad estatal, actualmente se mantienen ingresados 1519 pacientes, de los cuales 56 están en vigilancia, 857 son sospechosos de haber contraído el coronavirus SARS-CoV-2 y 606 son casos confirmados o activos.

Tras el comienzo de las medidas de desescalada a finales de junio, el régimen cubano echó atrás la reapertura en la capital de la Isla y en otros puntos del país por el rebrote de casos positivos a la COVID-19.

Hace una semana, el ministro de Salud Pública de Cuba, José Ángel Portal Miranda, aseguró que el país estaba “en presencia de un nuevo brote de la enfermedad (COVID-19) que pone en riesgo a toda nuestra población”.

“El pronóstico indica que la situación está próxima a volverse en incontrolable si todos no tomamos las medidas que se han definido por el país, por lo tanto la amenaza de (la pandemia de) seguir creciendo se acentúa cada día que pasa”, aseveró.

A pesar de que es difícil prever el desenlace de la pandemia de coronavirus en la Isla, el primer ministro cubano Manuel Marrero Cruz aseguró a la prensa estatal que los funcionarios del sector mantenían “la esperanza de que en la (venidera) temporada alta” comenzara un proceso de recuperación del turismo, incluida la celebración de una gran Feria Internacional en Varadero, en mayo de 2021.