Medio castrista comparte recetas con base de yogurt de soya

Cuando crees que el castrismo no puede ir más lejos, se aparece con recetas a base de yogurt de soya
En plena crisis alimentaria medio castrista comparte recetas de platos a base de yogurt de soya
 

Reproduce este artículo

El yogurt de soya de producción nacional, ese que le venden al pueblo a través de la red de bodegas, no se encuentra, ni de lejos, entre los productos preferidos por los cubanos, aunque, debido a la escasez, los bajos salarios y a la difícil situación alimentaria que sufre el país, a muchos no les queda otra opción que "entrarle" como si fuera una tabla salvavidas.

Desde hace algunos meses los medios de prensa y propaganda del régimen vienen compartiendo una serie de recetas que rayan en lo absurdo, porque muchas de ellas, para no decir todas, pasan por alto la situación de escasez a la que están sometidos los cubanos, la cual no permite muchas veces, ni tan siquiera adquirir los productos más básicos, mucho menos preparar platos que acceden el poder adquisitivo de la mayoría de los cubanos.

Ahora, rayando en la burla, la revista estatal Cubahora publicó este 26 de agosto un artículo donde enumera una serie de recetas que se pueden preparar con ese yogurt de soya.  

Si bien el yogurt hecho con leche de vaca o de otros animales es un alimento muy nutritivo, el elaborado a partir de la leche de soja, aporta nutrientes diferentes a los primeros, pues ofrece proteínas vegetales que contienen los aminoácidos necesarios para el buen funcionamiento del organismo, y posee además, minerales como el calcio, un mineral indispensable para la salud de huesos y dientes, pero en el caso del que el régimen le vende al pueblo, hay que tener en cuenta que es de muy baja calidad.

Por otro lado los yogures previenen el cáncer de colon y de otros tipos, así como diversas infecciones, pues fortalecen el sistema inmunológico, además de reducir los efectos desfavorables del estrés.

El problema con el texto de la revista Cubahora, está en que las recetas que propone son difíciles, para no decir imposibles, de elaborar por la mayoría de los cubanos, y especialmente por lo que consumen este yogurt.

Baste mencionar que dichas recetas incluyen huevos, frutas, chocolate negro, avena, miel de abeja, harina de maíz, vainilla, levadura, aceite vegetal, menta, gelatina neutra, pimienta, cilantro, perejil, eneldo, limón, cebolla y algún que otro vegetal, para preparar bebidas, ensaladas, milanesas, helados y hasta una tarta.

En el caso de la receta de la tarta, incluye un horno, cuando luego de 61 años de "revolución", en Cuba aún hay gente que cocina con leña. Pareciera como si los periodistas del régimen escribieran para un tercer país, o para uno imaginario, donde abunda de todo, y donde la gente es feliz.