Médico cubano en Brasil: listo para enfrentar la COVID-19 en el epicentro latinoamericano de la pandemia
El cirujano Eduardo Herrera es uno de los médicos cubanos residentes en Brasil, que apoyan en la lucha contra el coronavirus en ese país
Médicos recorren zonas rurales de Pará, para combatir el coronavirus. Foto: AFP
 

Reproduce este artículo

El gigante de América del Sur, Brasil es el segundo país del mundo con más casos de coronavirus. Más de 250 médicos cubanos radicados en esa nación han sido contratados por el gobierno del norteño estado de Pará.

El doctor cubano Raymond García es uno de los 86 profesionales llamados a reforzar la lucha contra la COVID-19 en Belém, capital de la región, y su historia fue contada por medios locales y ADN Cuba.

Otro médico cubano, Eduardo Herrera, dice que más estados -Marañón, Amapá y Roraima- ya han contratado también a profesionales de la isla. Él forma parte de un grupo de 225 sanitarios que esperan oficializar la contratación para trabajar en Pará, luego de la invitación de las autoridades locales.

“Estamos en un hotel pagado por el gobierno del estado, que ha venido ubicándonos según las necesidades que han tenido. Se espera que la semana que viene estemos todos ubicados”, explicó el Dr. Herrera en entrevista con Radio Televisión Martí.

El cubano reside en Brasilia, la capital administrativa del país. En Cuba, ejerció como cirujano durante más de 20 años en los hospitales Calixto García, Salvador Allende y el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ) de La Habana. Pronto lo hará en nuevas instalaciones destinadas en Pará a los perores casos del coronavirus.

La emergencia sanitaria ha obligado a los gobiernos estatales y locales a tomar la iniciativa y favorecer toda la ayuda posible de médicos, aunque sean formados en el extranjero, algo que no ve con buenos ojos el Consejo Federal de Medicina (CFM) de Brasil.

El contexto ha favorecido a profesionales cubanos que emigraron a Brasil, o decidieron permanecer allá, arriesgándose a la discriminación del régimen de La Habana hacia quienes deciden dejar las humillantes “misiones médicas” y no regresar a la isla.

“He visitado ya algunos hospitales, he visto el trabajo de los médicos ahí, un trabajo muy reconocido por el gobierno de Pará y por los médicos de aquí, que tienen mucha confianza en los médicos cubanos”, dijo Herrera a Radio Televisión Martí.

 

 

Según publica el medio, hasta el momento hay 237 profesionales de la isla en la ciudad de Belém, y 35 en otros municipios, para un total de 272 ya contratados.

“Aunque el CFM dice que con los médicos que hay en Brasil es suficiente, en la práctica no es así; realmente se está viendo la falta de médicos que hay”, subraya el Dr. Herrera.

El cubano ha transitado una odisea antes de establecerse en Brasil: Se fue a Santa Lucía, luego a Trinidad y Tobago donde pidió refugio y se lo concedieron. Continuó camino a Guyana, y por último arribó a Brasil. Luego de dos años no ha logrado revalidar su título, pero quizás su suerte en este sentido, haya comenzado a cambiar.

Recuerda que la Cámara de Diputados federales aprobó una ley para acoger a los médicos cubanos que no regresaron a su país cuando se rompió La Habana rompió unilateralmente el contrato con Brasil.
“Eran alrededor de dos mil médicos, [y lo hicieron] para que pudieran trabajar”, dice.

Hasta este jueves, Brasil ha confirmado más de 580 mil contagios de coronavirus, y un total de 32 mil 548 muertes desde que comenzó la pandemia, según datos de la Universidad Johns Hopkins.