Médico cubano denuncia amenazas en centro laboral por criticar al régimen en redes sociales
El joven médico cubano Alexander Raúl Pupo Casas denunció que en su centro de trabajo lo amenazaron por las opiniones críticas que publica en redes sociales. Afirma que “un país que no respeta su Constitución no se respeta a sí mismo”
Médico cubano Raúl Pupo. Foto: Facebook
 

Reproduce este artículo

El joven médico cubano Alexander Raúl Pupo Casas denunció que en su centro de trabajo lo amenazaron por las opiniones críticas que publica en redes sociales. Afirma que “un país que no respeta su Constitución no se respeta a sí mismo”.

Pupo Casas, natural de Holguín y residente de la especialidad de Neurocirugía en un hospital cubano, refiere que hace pocos días fue “llamado a reunión privada por personas de la institución” en la que trabaja actualmente, “para tratar de convencerme de que no publique más mis ideas”.

Según explica en un post de Facebook, autoridades le dijeron que “no resolverás nada con esto, solo te traerá problemas en tu vida personal y laboral”.

El médico confiesa que sintió “un poco de miedo, no por mi vida, mi vida poco importa cuando lucho por lo que creo justo, lo hice más por mi carrera”.

“Es la medicina el motivo por el cual me desvelo cada madrugada para estudiar, por el cual me dejo mi salario viajando de una provincia a otra, es la medicina y el hecho de salvar vidas lo que me hace sentir más humano cada día”.

El joven prosigue: “No puedo negarles el dolor tan grande y la decepción que sentí en el momento en el que creí que amenazaron mi carrera, me tocaron en lo más profundo de mi ser. Les pregunté entonces si ser de una idea distinta me convertía en mala persona, o mal médico”.

Pupo Casas asegura que “jamás un paciente se ha quejado de mi trato como doctor, no he dejado más que un amigo en cada persona que he atendido y creo haber atendido a todos de la mejor manera posible (si alguno me lee no me dejará mentir)”.

Apuntó directamente al estilo de gobernar impuesto por la dictadura castrista, cuando explicó: “No puedo creer en un líder que se refugia en sugestionar para hacer valer una idea, no es mi concepto de justicia ni de Revolución justa. Repudio totalmente cualquier acto que atente contra la libertad de cada individuo, y para los que me siguen o simplemente leen esto les digo que no dejaré de defender mis creencias, porque las considero justas, porque creo que muy en el fondo en Cuba sufrimos la gran mayoría lo que una pequeña minoría, pero con más poder defiende”.

Raúl Pupo se definió como un “médico cubano pobre, pero digno y firme en mis ideales, y seguiré defendiendo a mis hermanos a cualquier precio. Y si por ello me despiden de mi trabajo, seguiré ejerciendo mi profesión en cualquier otro sitio donde pensar con LIBERTAD no te convierta en una amenaza para quienes defienden la MENTIRA. Lo digo para todos los que como yo piensan sin cadenas”.

Al terminar su publicación diciendo que la verdadera “revolución somos nosotros”, el joven doctor compartió un fragmento de la Constitución vigente, en la que se asegura que “el Estado reconoce, respeta y garantiza a las personas la libertad de pensamiento, conciencia y expresión”. Sin embargo, el mencionado Artículo 54 es constantemente violado por la dictadura.