Matanzas abre playas y unidades gastronómicas al público

Matanzas abrió sus playas y entidades gastronómicas a la población como parte de la flexibilización de las medidas restrictivas para contener el coronavirus.
Matanzas abre playas y restaurantes. Foto: ACN
 

Reproduce este artículo

Matanzas, una de las provincias que fue epicentro de la pandemia en Cuba en julio, abrió sus playas y entidades gastronómicas a la población como parte de la flexibilización de las medidas restrictivas para contener el coronavirus.

La Agencia Cubana de Noticias (ACN) informó que entre las unidades de comercio que retoman el servicio a la mesa están “las pizzerías Bellamar y Louvre, el complejo Villa Boca, el ranchón del Tenis, El Barco de la calle Narváez y el popular Coppelia”.

Yadrián Betancourt Ruiz, director municipal de Gastronomía en Matanzas declaró a la ACN que se mantienen protocolos sanitarios para los restaurantes abiertos, “exigen límite de capacidad al 50 por ciento, ventilación natural en espacios concurridos, uso obligatorio de la mascarilla o nasobuco y presencia de sustancias desinfectantes y pasos podálicos”, aclaró.

Trascendió también la noticia de la apertura a los bañistas de las playas Tenis, Allende, la Caridad, el Bahía, Buey Vaca y el Mamey. 

Matanzas fue el centro de la pandemia en julio último, debido a la llegada de viajeros foráneos contagiados con COVID-19 al Polo Turístico de Varadero. 

En ese entonces, Mario Sabines Lorenzo, gobernador de esa provincia, aseguró al Periódico Girón que entre abril y junio los turistas enfermos había 23 rusos que llegaron contagiados al aeropuerto.

En abril enfermaron unos 32 trabajadores del aeropuerto internacional Juan Gualberto Gómez, luego de la llegada de vuelos de Rusia ese mes.

Unos 54 trabajadores del sector turístico dieron positivos al coronavirus en mayo y otro 110 en junio “con un incremento del doble prácticamente, y que han aportado a la comunidad, porque residen en esta, 283 casos confirmados”, dijo Sabines Lorenzo.

Régimen reabre servicios, playas y cambia toques de queda en septiembre

A partir del 24 de septiembre, La Habana y otras provincias de Cuba con un notable descenso de contagios de COVID-19, comenzaron la reapertura de servicios gastronómicos, playas y reducción del toque de queda.

Según explicó la ministra de Comercio Interior Betsy Díaz Velázquez, en el espacio televisivo estatal Mesa redonda, en La Habana y Matanzas se restablecerán los servicios gastronómicos en su modalidad a la mesa, en barra y mostrador, tanto en el sector estatal como en el privado, siempre que cumplan los requisitos de ventilación.

Estos establecimientos abrirán hasta las 9:30 p.m. y y el toque de queda comenzará a las 10:30 p.m. 

"Actuando con responsabilidad podremos ir dando pasos para ir recuperando lo que hemos perdido: compartir, hacer actividades sociales y superar las afectaciones psicológicas y económicas", agregó Díaz Velázquez.

En La Habana se han seleccionado 533 unidades para su reapertura, que incluyen establecimientos por cuenta propia. Se trata de Palmares, Egrem, Artex, Cimex, la Oficina del Historiador de La Habana y los centros recreativos. Son 315 restaurantes, 37 de la red de restaurantes de la provincia, 95 cafeterías, 14 pizzerías y la heladería Coppelia.

También reabrirán los servicios notariales del Registro Civil y el Registro de la Propiedad hasta las 7:00 p.m por citas.

Las provincias de Matanzas, La Habana, Cienfuegos, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba, Guantánamo y Mayabeque, y el municipio especial la Isla de la Juventud muestran estabilidad, de acuerdo con datos oficiales del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Esta flexibilización de medidas en el país constituye una antesala a la reapertura gradual de fronteras el próximo 15 de noviembre. Desde inicios de septiembre, autoridades del régimen cubano aseguraron que para esa fecha más del 90% de la población estará vacunada.

Se flexibilizarán los protocolos higiénico-sanitarios a la llegada de los viajeros, los cuales estarán centrados en la vigilancia de pacientes sintomáticos y la toma de temperatura.