Más de 59,000 hogares sin servicio eléctrico en Pinar del Río tras Eta
Torres dijo que permanecen cuatro circuitos de transmisión averiados; el municipio rural La Palma se mantiene sin fluido, así como las comunidades de San Cayetano, Puerto Esperanza, San Vicente, Playuela y El Rosario
Más de 59,000 hogares sin servicio eléctrico en Pinar del Río tras Eta
 

Reproduce este artículo

Más de 59,000 hogares permanecen sin electricidad en la provincia de Pinar del Río, tras el paso de la tormenta tropical Eta durante la semana.

Según publicó la Agencia Cubana de Noticias (ACN), dicha ciudad sufrió vientos y precipitaciones que dañaron el servicio eléctrico.

Yosvani Torres, director general de la Empresa Eléctrica, declaró que se ha priorizado la luz en centros de aislamiento de los pacientes positivos en coronavirus y sospechosos; así como campos de pozos.

Torres dijo que permanecen cuatro circuitos de transmisión averiados; el municipio rural La Palma se mantiene sin fluido, así como las comunidades de San Cayetano, Puerto Esperanza, San Vicente, Playuela y El Rosario, todas de Viñales.

El municipio cabecera también reporta 89 interrupciones del servicio.

También en la provincia hay afectaciones con la telefonía, proporcionada por el monopolio de Telecomunicaciones Etecsa.

Hay cinco gabinetes integrales comprometidos en Guane, La Palma y Pinar del Río y unas 3 093 prestaciones de telefonía básica dañadas.

Además, cuentan con 20 radiobases fuera de servicio en los municipios de Pinar del Río, Viñales, Minas de Matahambre, Mantua, La Palma y Guane.

La tormenta tropical Eta tocó tierra finalmente en Cuba sobre las 04:30 horas del domingo 8 de noviembre y las bandas de lluvias relacionadas con su circulación continuarán afectando el centro y oriente de la isla durante todo el día, según estimaciones del Instituto de Meteorología del país (Insmet).

Mediante su aviso de ciclón tropical número 24, emitido a las 06:00 horas, el Centro de Pronósticos del Insmet detalló que, a partir de los datos de las estaciones meteorológicas de superficie y las observaciones de los radares meteorológicos, Eta penetró por la costa sur de Cuba en el límite entre las provincias de Sancti Spíritus y Ciego de Ávila. 

Sus vientos máximos sostenidos en ese entonces y al momento del aviso continuaban siendo de 100 kilómetros por hora, con rachas superiores, y su presión central se mantenía en 991 hectoPascal.