Más de 45 días en huelga de hambre preso cubano Noel López González
López González inició una huelga de hambre desde el 9 de agosto en la prisión del Combinado del Este en La Habana, según medio independiente
Más de 45 días en huelga de hambre preso cubano Noel López González
 

Reproduce este artículo

El preso cubano Noel López González inició una huelga de hambre desde el 9 de agosto en la prisión del Combinado del Este en La Habana. En 2007 fue condenado a 12 años de prisión por “tráfico de personas” y actualmente exige para deponer la huelga su salida del país o la libertad condicional.

En agosto a López González le fue negado el régimen de mínima severidad, luego de la revisión de su causa que le correspondía en este período.

En un reporte de CubaNet se precisa que la salud López González “empeora rápidamente sin recibir asistencia médica”. Según la información publicada por el citado medio independiente, “tiene las piernas bastante inflamadas (posible síntoma de insuficiencia renal), fuertes dolores de estómago y se le ve cada vez más decaído”.

“También está padeciendo de hemorroides como resultado del prolongado ayuno”, se añade en la nota.

Eduardo Díaz Fleitas, ex preso político del grupo de los 75, “ha recibido presión de la policía política para que quite de su casa los carteles en apoyo a López González y a su reclamo. Los agentes le informaron que a Noel no le darán ningún beneficio”, refiere Cubanet.

Tras otra prolongada huelga de hambre en febrero de 2015, el prisionero fue trasladado desde la cárcel de Kilo 8, en la provincia de Camagüey, hacia el Hospital Militar Dr. Carlos J. Finlay en la capital cubana, según las autoridades del régimen, con el propósito de preparar sus documentos para que pudiera salir de la isla.

Cubanet publicó que en “esa ocasión el capitán del MININT (Ministerio del Interior) Edelmiro Ávila, le garantizó que tendría la salida si se comprometía a abandonar el país”, lo que finalmente no se cumplió.

 

Por otro lado, la Comisión Internacional Justicia Cuba difundió un listado que muestra que desde 1966 hasta 2020 han fallecido en el país unos 14 prisioneros políticos a causa de huelgas de hambre.

Las huelgas de hambre han sido una herramienta de lucha no violenta harto empleada por los prisioneros de conciencia cubanos para ser escuchados y presionar al régimen; que necesita cuidar su imagen pública ante la comunidad internacional, aunque cada día los represores dan menos muestras de humanidad.

A finales de agosto la Comisión Internacional Justicia Cuba decidió iniciar una investigación por crímenes de lesa humanidad contra el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel, según expresó la organización, por su responsabilidad en la muerte del preso político Yosvani Aróstegui Armenteros.

El último opositor fallecido en Cuba tras una huelga de 40 días en la prisión fue Yosvany Aróstegui Armenteros. Hasta su muerte fue miembro del Frente de Resistencia Orlando Zapata Tamayo. En 2016, su nombre formaba parte de la lista de presos políticos difundida tras la visita del expresidente estadounidense, Barack Obama.