Más de 28 mil cubanos en cuarentena por brote de coronavirus en Bauta

Autoridades del régimen decidieron establecer una cuarentena en un área céntrica del municipio Bauta, de la provincia Artemisa, pues esperan que la cadena de contagios crezca. “Nadie entra ni nadie sale", dijo el primer ministro Manuel Marrero
 

Reproduce este artículo

Los 13 nuevos casos positivos a la COVID-19 confirmados hasta este miércoles en municipio de Bauta, provincia cubana de Artemisa, rompió la cadena de reportes mínimos de coronavirus en la isla. Las autoridades del régimen decidieron establecer una cuarentena en un área céntrica de esa población, pues esperan que la cadena de contagios crezca.

Según fuentes oficiales este suceso “entre otros indicadores sanitarios ha incrementado a 2,52 la tasa de incidencia por cada 100 000 habitantes en la provincia durante los últimos 15 días”.

En la reunión diaria de alto nivel para evaluar la epidemia del nuevo virus en Cuba, que a diario encabezan el presidente Miguel Díaz-Canel, y el primer ministro, Manuel Marrero, se explicó que el foco fue generado “producto a una fiesta realizada en la vivienda del primer paciente diagnosticado”.

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, informó la decisión de abrir en dicho municipio un evento de transmisión local, en los consejos populares urbanos I y II, del área de salud “Pedro Esperón”.

“La zona que se pone en cuarentena es de las más céntricas del municipio de Bauta y en ella se incluye la parte comercial; abarca 237 manzanas y tiene un universo de 28 559 habitantes”, publicó el sitio oficialista Cubadebate.

El ministro precisó que de las 24 personas que participaron en la fiesta, varias viajan con frecuencia a La Habana, por lo que se amplió el círculo de contactos de quienes han dado positivos a las pruebas de coronavirus.

Hasta la mañana del miércoles de los 62 casos estudiados solo se reportaban los 13 pacientes ya informados, aunque al cierre de la reunión del grupo temporal de trabajo se encontraba pendiente el resultado de más de 100 muestras PCR asociadas al evento, según la prensa estatal.

El gobernador de la provincia de Artemisa, Ricardo Concepción dijo que varios los aislados han resultado negativos al estudiarlos mediante la muestra PCR, pero “todos se mantienen ingresados para repetirles el examen en los próximos días”.

En otros municipios donde se han detectado contactos de los 13 pacientes diagnosticados se ha iniciado una estricta vigilancia para prevenir mayores incidentes, aseguró.

 

 

El primer ministro, Manuel Marrero Cruz, evidenció la preocupación del régimen que se dispone de un momento a otro a levantar todas las restricciones a La Habana impuestas para frenar el coronavirus en Cuba, vecina de Artemisa, plan que se ha visto frustrado por brotes en la capital y ahora este muy cerca.

Según Cubadebate, el funcionario “valoró que en el estricto cumplimiento de las acciones que implica la cuarentena está la garantía de controlar la situación en la provincia, que a su vez es también una garantía para mantener estable la situación en el país”.

Marrero insistió en aplicar dicha medida con total rigor: “Nadie entra ni nadie sale. Adopten las medidas, como ya ustedes saben hacerlo, para garantizar los suministros y los servicios elementales, pero no puede haber excepciones para que no se nos vaya de la mano el asunto”.