Castigan a Luis Robles con dos meses de incomunicación

Robles, de 28 años, graduado de informática y natural de la provincia de Guantánamo, fue arrestado el 4 de diciembre de 2020 cuando protestaba en La Habana por la encarcelación del rapero contestatario Denis Solís.
Luis-Robles
 

Reproduce este artículo

El prisionero político Luis Robles Elizástegui está incomunicado desde principios de abril, según informes que llegaron desde la cárcel Combinado del Este a medios independientes este 20 de abril.

Según CubaNet, otros reclusos allí transmitieron su preocupación, pues desde hace varias semanas no lo ven y “no saben cuál puede ser su paradero”, asegura el medio. Además, Robles no ha podido comunicarse con sus familiares.

En efecto, Landys Fernández, su hermano, fue a indagar a la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones, sita en 15 y K, en el barrio capitalino Vedado, municipio Plaza, y allí le comunicaron que Robles estaba incomunicado por dos meses debido a una “indisciplina”.

Sin embargo, Fernández declaró que la verdadera razón fue la negativa del prisionero a colaborar con la Seguridad del Estado.

Agrega CubaNet que, “el oficial que le aplicó el castigo habría sido el mayor Chino, jefe del depósito. Este es el mismo funcionario que lo golpeó cuando protestó en febrero y que posteriormente habría manifestado intenciones de ordenar a otros presos que le dieran una golpiza durante su siguiente guardia”.

Robles, de 28 años, graduado de informática y natural de la provincia de Guantánamo, fue arrestado el 4 de diciembre de 2020 cuando protestaba en La Habana por la encarcelación del rapero contestatario Denis Solís.

El régimen cubano pide una sanción conjunta de siete años de privación de libertad para Luis Robles, quien ha sido acusado de los delitos de "propaganda enemiga y de resistencia". Esta información fue suministrada al medio independiente Diario de Cuba (DDC) por Fernández.

Luego de ser apresado, el castrismo intentó procesarlo a través de otras figuras delictivas como "otros actos contra la seguridad del Estado” e incluso por "terrorismo". Por la falta de evidencias no pudieron proceder con estas acusaciones.

El abogado independiente Edilio Herrera, entrevistado por DDC dijo al respecto:

"Una lectura apresurada de ambos delitos en el Código Penal cubano bastaría para darnos cuenta que Robles no cometió ningún acto violatorio de la ley, pues como se aprecia en el video que circuló en las redes sociales, nunca se resistió al arresto. Tampoco aplica el delito de propaganda enemiga, un delito más bien que atenta contra la libertad de expresión”.