Luego de varias arbitrariedades, régimen envía a prisión y sin juicio a Adrián Coroneaux

El opositor cubano Adrián Coroneaux Stevens, miembro del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR) fue enviado a prisión por el régimen luego de 20 días de arresto arbitrario
Adrián Coroneaux. Foto: Cubanet
 

Reproduce este artículo

El opositor cubano Adrián Coroneaux Stevens, miembro del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR) fue enviado a prisión por el régimen luego de 20 días de arresto arbitrario.

Según sus allegados, Coroneaux fue trasladado hacia Valle Grande, al oeste de La Habana, un centro penitenciario donde están recluidos varios presos políticos. El traslado se produjo sin que mediara un juicio en su contra, el cual eventualmente se organizará bajó el presunto delito de “atentado”, uno de los más frecuentes que se esgrimen contra opositores y activistas en la isla.

En declaraciones a Cubanet, el opositor José Díaz Silva explicó que Coroneaux había sido citado para interrogatorio el pasado 23 de enero a la Quinta Unidad Policial de Marianao, municipio donde reside. “Todo fue una trampa para que él se presentara de forma voluntaria”, afirmó Silva, líder principal del MONR.

Según él, Coroneaux, luego de la tramposa citación, fue llevado a la Sexta Unidad Policial del mismo municipio, donde lo mantuvieron incomunicado hasta que fue trasladado a la prisión de Valle Grande.

Silva definió al opositor encarcelado, delegado del MONR en Marianao desde 2012, como “un excelente amigo, padre y patriota”. “Si fue encarcelado es por su gran valor y compromiso. Nunca se dejó doblegar y su lucha siempre fue en las calles”, comentó, al tiempo que analizó que un posible objetivo de su encarcelamiento era quitarle de su lado, porque el liderazgo de Coroneaux es “increíble”.

“Este año ya son dos los activistas nuestros que encarcelan con delitos inventados, la represión contra nosotros ha aumentado”, aseguró Silva, quien fue interceptado el jueves cuando se dirigía a presentar varias quejas ante las autoridades judiciales, entre ellas un recurso de Habeas Corpus en favor de Coroneaux, de 51 años.

Según dijo, la Seguridad del Estado y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) le impidieron llevar a término su voluntad y lo pusieron bajo arresto, a la vez que le ocuparon los documentos y lo devolvieron a su vivienda con la amenaza de que estaba en prisión domiciliar.

De acuerdo con los datos de la organización Cuban Prisoners Defenders, a principios de este mes los condenados por motivos políticos en Cuba sumaban 134, 35 de los cuales fueron apresados en el último año.

Según la ONG, ello evidencia un “accionar represivo sin precedentes, que se explica por la debilidad del régimen impuesto por la Seguridad del Estado”.

Recomendaciones

 

Relacionados