Acumulados de lluvias rebasan los 100 milímetros en varias localidades de occidente de Cuba

Los mayores acumulados en la red de estaciones meteorológicas del Insmet se registraron en Bainoa, Mayabeque, con 178,2 milímetros, y en Melena del Sur, con 125,4
Lluvias superan 100 mm en occidente de Cuba. Foto: Cubadebate
 

Reproduce este artículo

Las lluvias que desde el pasado jueves afectaron al occidente cubano rebasaron los 100 milímetros de acumulados en varias localidades y llegaron a ser intensas, lo cual ocasionó inundaciones súbitas en zonas bajas y de mal drenaje.

El Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología (Insmet) de la isla reportó que los mayores acumulados en su red de estaciones meteorológicas se registraron en Bainoa, en la provincia de Mayabeque, con 178,2 milímetros, y en Melena del Sur, con 125,4.

Por encima de los 100 milímetros también estuvieron Jovellanos (113,4), Tapaste (110,8), Indio Hatuey (104,7) y Güines (103,9). 

La red de pluviómetros del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) registró acumulados superiores a los 100 milímetros en 34 localidades, algunas de las cuales sobrepasaron incluso los 200.

Es el caso de Carbonera, en el municipio Cárdenas, Matanzas, que registró 332 milímetros, de la presa San Miguel, en Jaruco, con 214,9, y del embalse Jibacoa, en Santa Cruz del Norte, con 204.

El diario oficialista Granma refiere que las precipitaciones de los últimos días estuvieron asociadas a “un flujo del sur muy húmedo procedente del mar Caribe, que generó abundante nubosidad y áreas de lluvias con tormentas eléctricas”.

El Insmet emitió el viernes un Aviso en el que recomendó prestar atención a la llegada de intensas lluvias a la zona occidental del país.

El evento meteorológico afectó fundamentalmente a las provincias Artemisa, La Habana y Mayabeque, sobre todo al sur de esos territorios.

De acuerdo con el Insmet, las áreas de lluvias muy fuertes que han persistido desde el jueves y han sido fuertes e intensas en muchas localidades se debieron a la presencia de una vaguada y de un flujo muy húmedo del sur y suroeste en niveles bajos, que aportó mucha humedad y generó chubascos, lluvias y tormentas eléctricas aisladas.