Sube a cuatro el número de fallecidos por fuertes lluvias en Cuba

El Gobierno de la provincia de Pinar del Río informó que se encontró sin vida el cuerpo del joven del municipio de Minas de Matahambre que constaba como desaparecido.
Foto: Ismael Francisco/Cubadebate
 

Reproduce este artículo

Las autoridades cubanas elevaron a cuatro la cifra de fallecidos por las intensas lluvias del pasado 3 de junio en el oeste y centro del país, informó el periódico oficialista Granma este 6 de junio.

El Gobierno de la provincia de Pinar del Río informó que fue encontrado sin vida el cuerpo del joven que constaba como desaparecido desde el 3 de junio anterior, tras caer al río El Vicio.

Se trata de Yusiniel Cabeza La Rosa, de 21 años de edad, desaparecido al norte del municipio de Minas de Matahambre.

Aproximadamente 100 personas trabajaron en las acciones de rastreo, entre ellos integrantes de la Brigada de Rescate y Salvamento del Ministerio del Interior (Minint), buzos, pescadores locales, pobladores y miembros de los Consejos de Defensa de Zona y Municipal.

Dos de las muertes se produjeron en Pinar del Río, la provincia más afectada por los aguaceros con hasta 300 milímetros (o litros por metro cuadrado) acumulados en algunos puntos, y las otras dos ocurrieron en La Habana.

Además, se han registrado afectaciones en 750 viviendas (21 derrumbes totales), principalmente de La Habana, y 3200 hectáreas de cultivo.

Se produjeron también cortes en el suministro eléctrico que llegaron a afectar a 158 000 clientes, y en los servicios de telecomunicaciones, que no se han logrado restablecer por completo.

Las condiciones meteorológicas han mejorado desde el 4 de junio en el occidente y centro del país, pero se prevén más lluvias y tormentas en los próximos días, según el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología (Insmet).

De acuerdo con las autoridades cubanas, miles de personas han sido evacuadas en centros estatales y domicilios de familiares y amigos para evitar más pérdidas de vidas por eventuales derrumbes o afectaciones a construcciones delicadas.

El pasado 1 de junio comenzó la temporada de ciclones en el Atlántico -calificada como “muy activa”, en la que se prevén hasta 17 ciclones, nueve ellos con la posibilidad de alcanzar la categoría de huracán.

La temporada de ciclones 2021 se saldó con 21 tormentas con nombre, de las cuales siete llegaron a ser huracanes y dos impactaron a Cuba, Elsa e Ida.

La última ocasión en que un huracán de grandes dimensiones afectó a Cuba fue en 2017, cuando Irma recorrió la costa norte de la isla de oriente a occidente dejando 10 muertos y pérdidas materiales valoradas oficialmente en 13 185 millones de dólares.