Hamlet Lavastida se comunica por primera vez desde su arresto

La artista Katherine Bisquet sostuvo una conversación breve con Lavastida esta mañana en Villa Marista, donde conoció los detalles del caso mediante la instructora penal.
Lavastida-Seguridad-del-Estado
 

Reproduce este artículo

La artista Katherine Bisquet se reunió este 29 de junio con el artista Hamlet Lavastida, detenido en Villa Marista desde el 26 de este mes, aseguró la artista en redes sociales.

“Me condujeron al centro a las 9:00 a.m. y me regresaron a mi casa a la 1:00 p.m. Allí pude reunirme con la instructora penal que está llevando el caso de Hamlet (…) y pude hablar unos minutos con Hamlet en presencia de la instructora”, aseguró Bisquet.

Lavastida está siendo investigado por el cargo de “instigación a delinquir”. En estos momentos su expediente se encuentra en Fiscalía.

“La instructora penal me explicó que esto se debía a que hoy comienza un segundo término procesal de 72 horas en espera del Auto de la respuesta de Fiscalía, documento al cual tengo derecho, para nombrar entonces un abogado en el supuesto de que proceda el caso. Mientras tanto Hamlet continúa bajo interrogatorios debido a este proceso de investigación”, agregó.

Según Bisquet, la prueba para el caso es una conversación por chat privado de Telegram del grupo 27N, filtrada y analizada en su momento por el presentador Humberto López en el NTV Nacional, donde Hamlet comenta la idea de marcar billetes con cuños diseñados con los acrónimos MSI —Movimiento San isidro— y 27N para extender la marca de estos grupos en el ámbito del espacio simbólico.

Esta idea no procedió como acción cívica del grupo 27N y nunca se hizo pública por ningún integrante, incluyendo a Lavastida.

Según el en su artículo 202.1 del Código Penal cubano, “el que, fuera del caso previsto en el inciso c) del artículo 125, incite públicamente a cometer un delito determinado, incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas”.

De acuerdo con las leyes cubanas el caso y el arresto no proceden, pues la prueba proviene de una comunicación privada, aseguró Bisquet.

“La Seguridad del Estado incurre en un delito a discreción bajo inferencias de lo que pudo ocasionar una propuesta privada en un chat virtual (…). Queda demostrado, sin lugar a dudas, que la aplicación de las leyes se realiza de manera selectiva y es políticamente motivada, como está sucediendo en el caso de Lavastida”, agregó.

Hasta el día de hoy el artista no había tenido acceso a comunicación con allegados luego de ser arrestado el pasado 26 de junio en un centro de aislamiento, a poco de llegar a Cuba procedente de Alemania.

Sus obras están prohibidas en las instituciones cubanas y le fue impedido entrar al país en 2011 y 2015, según denuncias de opositores, debido a sus posicionamientos políticos.